Protestas masivas sin precedentes contra el Gobierno de Cuba, que anuncia una reacción

Protestas en La Habana, la capital de Cuba. / RR SS
Protestas en La Habana, la capital de Cuba. / RR SS
Tras tensas semanas por el aumento de los casos de Covid-19, el colapso de los centros de salud y la crisis económica, cubanos de todo el país salieron el domingo a protestar contra el Gobierno.
Protestas masivas sin precedentes contra el Gobierno de Cuba, que anuncia una reacción

En Cuba hubo protestas masivas sin precedentes contra el Gobierno, que anuncia una reacción. Tras tensas semanas por el aumento de los casos de covid-19, el colapso de los centros de salud y la crisis económica, cubanos de todo el país salieron el domingo a las calles a protestar contra el ejecutivo comunista.

Se trata de la protesta contra el régimen más grande desde el llamado maleconazo de 1994, cuando miles de personas salieron en protesta a las calles y el Malecón de La Habana. Pero, según el Nuevo Herald de Miami, a diferencia del maleconazo, durante el llamado Periodo Especial, que se extinguió en unas pocas horas, la protesta del domingo fue creciendo durante el día y llegó a todo lo largo de la isla, a pesar de la represión por parte del régimen, con centenares de detenidos

Inusuales gritos de “libertad” y “abajo la dictadura” se pudieron escuchar en La Habana Vieja y otros lugares de Cuba, amplificados por las redes sociales, que en los últimos meses han sacudido el panorama político del país caribeño.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, salió de inmediato en la televisión culpando a Estados Unidos y a su política de embargo del empeoramiento de la situación económica y de alentar las protestas: “Estamos convocando a todos los revolucionarios, a todos los comunistas, a que salgan a las calles y vayan a los lugares donde vayan a ocurrir estas provocaciones”, dijo en referencia a las protestas.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos denunció haber recibido informes sobre el uso de la fuerza y agresiones en Cuba

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos denunció este domingo haber recibido informes sobre el uso de la fuerza y agresiones en Cuba y reclamó al Gobierno de Miguel Díaz-Canel que respete el derecho a las protestas y que se avenga a la apertura democrática del país. En varios mensajes en Twitter, la CIDH lamentó asimismo las “reacciones estigmatizantes por parte de altas las autoridades contra personas que se manifiestan”. Este mensaje llegó después de que el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, llamara a sus partidarios a salir a las calles listos para el “combate”, como respuesta a las protestas pacíficas espontáneas surgidas esta jornada.

La chispa, según El País, comenzó el domingo en el pequeño poblado habanero de San Antonio de los Baños, donde cientos de personas se echaron a la calle para protestar por los largos apagones de electricidad y para exigir a las autoridades que les vacunen contra la covid-19. Poco después, sin embargo, sus demandas se convirtieron en gritos de “libertad” y exigencias de cambios políticos.

 

La protesta llegó en pocos minutos a Facebook y se difundió en vivo, generando convocatorias de más manifestaciones en las redes.

Miguel Díaz-Canel dijo que no “se permitirán provocaciones” y pronunció la famosa frase que era un mantra de Fidel Castro: “La calle es de los revolucionarios”.

“Aquí ningún gusano ni contrarrevolucionario va a tomar las calles”, dijo Miguel Díaz-Canel, que exhortó a frenar “las campañas mediáticas” y a que “el pueblo no se deje provocar”. El diario en español el Nuevo Herald de Miami habla de decenas de miles de personas en las calles.

Tras recorrer las calles de San Antonio de los Baños, Díaz-Canel fue a la televisión cubana y habló de lo que estaba sucediendo. Afirmó que el hilo conductor de todo, más allá de las graves dificultades derivadas de la ineficiencia de la economía cubana, era el recrudecimiento del embargo estadounidense. “Empezaron a recrudecer una serie de medidas restrictivas, de recrudecimiento del bloqueo, de persecución financiera en contra del sector energético con el objetivo de asfixiar nuestra economía, y que eso provocara el anhelado estallido social masivo que siembre las posibilidades para, con toda la campaña ideológica que se ha hecho, poder llamar a la intervención humanitaria que terminan en intervenciones militares y en injerencias”.

Durante la tarde y tempranas horas de la noche, los videos que durante el día colmaron las redes sociales mostrando multitudes marchando y gritando “Libertad”, “Abajo Díaz-Canel” y “Abajo la dictadura” dieron paso, según el Nuevo Herald,  a una plétora de videos que mostraban una violencia policial que los cubanos hasta ahora solo habían visto en las noticias internacionales. El régimen desplegó sus tropas especiales por todo el territorio, organizó turbas progubernamentales y movilizó a efectivos de la seguridad del estado vestidos de ropa de civil, según videos compartidos en las redes sociales.

Miguel Díaz-Canel admitió la situación dificilísima que atraviesa la provincia de Matanzas, con una tasa de más de 1.300 infectados por cada 100.000 habitantes en los últimos 15 días, que ha provocado la toma de medidas de emergencia, como que el Gobierno haya mandado allí a miembros de las brigadas médicas Henry Reeve, que Cuba habitualmente envía a misiones internacionales cuando hay catástrofes humanitarias. @mundiario

Protestas masivas sin precedentes contra el Gobierno de Cuba, que anuncia una reacción
Comentarios