Las protestas por Hasél abren un nuevo frente entre los socios de Gobierno

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. / LV
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. / LV
Carmen Calvo ha advertido de que “ningún derecho se puede defender o expresar con violencia”, mientras Unidas Podemos ha evitado condenar expresamente los disturbios.
Las protestas por Hasél abren un nuevo frente entre los socios de Gobierno

Nuevo frente abierto entre el Gobierno y sus socios. Las violentas protestas que se han registrado en varias ciudades españolas tras la encarcelación del rapero Pablo Hasél, condenado a nueve meses de cárcel por enaltecimiento del terrorismo, injurias y calumnias a la Corona; revelan otra vez las fisuras entre el PSOE y Unidas Podemos. La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha advertido de que “ningún derecho se puede defender o expresar con violencia”, mientras Unidas Podemos ha evitado condenar expresamente los disturbios.

Calvo ha tomado la palabra este jueves en el Congreso, para dejar claro que la parte socialista del Gobierno no respalda la postura del portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, que ha utilizado la red social Twitter para expresar su apoyo y solidaridad a los “jóvenes antifascistas” que protestan a favor de la libertad de expresión en el caso Hasél. 

 

La vicepresidenta primera ha recordado a su socio en el Gobierno de coalición que la manifestación “no procedía” porque “no estaba comunicada”. “Detenidos, destrozos... Los hechos valen más que los análisis que podamos hacer. Todos los derechos tienen límites, también los fundamentales, porque si no son impracticables. La libertad de expresión es nuclear, pero tiene limitaciones. Los acontecimientos no tienen que ver con la libertad de expresión”, ha añadido. “Una cosa es defender que una democracia sea exigente y otra alentar una situación con heridos y detenidos”, ha reiterado a la cadena Ser.

Tras las palabras de Calvo, Rafael Mayoral, otro de los principales dirigentes de Podemos, ha insistido en mostrarse solidario con los manifestantes que defienden a Pablo Hasél. El compañero de Echenique ha evitado condenar los actos violentos y ha desviado su discurso hacia los problemas pendientes de la democracia en España. “Hay que reflexionar para profundizar democráticamente todas las estructuras del Estado. Si no, no vamos a entender lo que pasa. Nadie puede ir a prisión por expresar opiniones, nadie debe perder un ojo en una manifestación. Lo que necesita la gente es saber que existen cauces democráticos y que nadie va a ser perseguido por sus opiniones políticas. Nosotros no compartimos muchas de esas opiniones, pero creo que eso no debe tener una represalia penal”, ha insistido.

 

La ofensiva del PP

La portavoz parlamentaria del PP, Cuca Gamarra, ha instado a la Fiscalía a actuar “ante el camino de trumpismo que han emprendido los dirigentes de Podemos”. La oposición ha exigido que el ministerio público investigue las “movilizaciones que se han llevado a cabo a través de las redes sociales”. “Sánchez tiene que destituir hoy mismo a Iglesias, el máximo dirigente del partido que ha alentado la violencia”, ha reclamado Gamarra.

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, también ha pedido a Sánchez que “cese inmediatamente” al vicepresidente del Gobierno, luego de recorrer la zona de la Puerta del Sol donde se produjeron los "actos vandálicos" este miércoles. Ayuso ha reprochado a Iglesias “estar siempre detrás de movimientos vandálicos y violentos” como los registrados en Madrid y Cataluña.

 

Ciudadanos y Vox, contra los disturbios

Ciudadanos y Vox, entre tanto, han aprovechado el pleno del Congreso para condenar los disturbios registrados tras la detención de Hasél y trasladar su apoyo a las fuerzas de seguridad. El portavoz adjunto de Cs, Edmundo Bal, ha anunciado que presentarán una iniciativa parlamentaria para exigir al Gobierno en pleno -y en particular a la parte socialista- que rectifique la postura del socio minoritario frente a la actuación de la Policía.@mundiario

Las protestas por Hasél abren un nuevo frente entre los socios de Gobierno
Comentarios