Buscar

MUNDIARIO

Los independentistas y el respeto a las víctimas del terrorismo

Asistieron la autoridades de la Generalitat y el municipio pero su actitud propagandista provocó que hubiese otra manifestación convocada por la Asociación Catalana de Víctimas del Terrorismo. 
Los independentistas y el respeto a las víctimas del terrorismo
Zona del atentado en Barcelona. / Twitter
Zona del atentado en Barcelona. / Twitter

Firma

Raúl Saavedra

Raúl Saavedra

El autor, RAÚL SAAVEDRA, es colaborador de MUNDIARIO. Es ingeniero industrial por la ETSIIM. @mundiario

Es posible que hasta los muertos sintieran vergüenza en sus tumbas aunque quizás no tan grande como el sufrimiento de sus familiares asistentes al acto. Habían pedido que no hubiese discursos políticos pero los soberanistas no pudieron resistir la tentación que les brindaba esta oportunidad y Torra llegó con su lacito en la solapa para comunicar a todos los medios que existen presos políticos en España. ¿No es acaso un discurso político? ¿No lo es considerar la jornada como un homenaje  a Puigdemont y Quim Forn, entonces miembros del Govern? Sin duda lo es y por si hubiese alguna duda Puigdemont y los CDR aprovecharon para incidir en la más que absurda idea de que el atentado de Las Ramblas de Barcelona fue cosa del CNI, del Estado español que odia Cataluña hasta el punto de asociarse con terroristas islámicos para matarlos. También Colau, la alcaldesa de Barcelona entonces y ahora, se atrevió a pedir una investigación sobre estos temas. Varias personas lloraban, hasta quien tocaba música, mientras los independentistas ocupaban las primeras filas frente a las cámaras. Ellos a lo suyo.

No es de extrañar que hubiese otra concentración de Víctimas del Terrorismo a la que asistieron cargos del PP, Ciudadanos, Vox, además policías, guardias civiles y mossos que evitaron aquel nefasto día que la catástrofe fuese aún peor y que desmontan con hechos y datos las barbaridades que se oyeron desde quienes dieron el golpe de estado por el que están juzgados o huídos. El Gobierno calla y tolera mientras crecen las embajadas, las pancartas, las banderas y el adoctrinamiento de medios de comunicación, colegios, universidades y hasta libros de texto.

A pesar de los dolidos discursos de Sánchez haciendo llamamientos a todas aquellas asociaciones sin voto en el Congreso para que le apoyen, y al PP y Ciudadanos para que se abstengan y le permitan investirse Presidente y llevar a cabo un programa pactado con Podemos con el apoyo de los nacionalistas, el absurdo no llegará a buen fin salvo que por buen fin se entienda convocar nuevas elecciones para que rectifiquemos nuestro voto.

Cataluña no puede esperar tanto. Ayer nuevamente quedó claro que ha sido dividida y aleccionada para que una parte odie a la otra mientras siguen buscando apoyo internacional que solo encuentran en partidos secesionistas que son minoritarios aunque abundantes. Esto es como el cáncer donde la clave de su curación está en el diagnóstico precoz y el paciente, Cataluña en este caso, está en lista de espera hasta que Sánchez resuelva su problema y empiece a realizar nuevas pruebas y experimentos antes de tomar una decisión.

Conviene recordar que tanto el PP como Ciudadanos se han ofrecido a pactar cualquier tema de estado, y entre ellos consideran el más urgente la situación de Cataluña. Temas de Estado hay muchos y urgentes además del catalán y el navarro que se avecina ¿Que espera Pedro Sánchez para poner fin al procés en todos sus aspectos ilegales, que no son casi todos, de la mano del que se la ofrece, Ciudadanos y PP? @mundiario