Buscar

Sin Presupuestos, ¿qué ocurrirá con las medidas prometidas por Sánchez?

Las medidas de ingresos no verán la luz y dejarán el boquete del déficit sin apenas corrección este año.

Sin Presupuestos, ¿qué ocurrirá con las medidas prometidas por Sánchez?
Ministerio de Hacienda. / RRSS
Ministerio de Hacienda. / RRSS

Firma

Tatiana Ferrín

Tatiana Ferrín

La autora, TATIANA FERRÍN, es hispano-venezolana y tiene más de 10 años de experiencia en medios digitales. Trabajó en diarios de Caracas (Venezuela) y Miami (Florida, EE UU) y ahora escribe en MUNDIARIO, donde también coordina la edición GALICIA y el área de Política. @mundiario

El veto a los Presupuestos tiene más consecuencias políticas que económicas. Aunque España no se queda sin presupuestos públicos, pues seguirán en vigor los de 2018, y las grandes medidas de gasto contempladas en el proyecto económico del Gobierno de Pedro Sánchez ya estaban aprobadas a través de decretos leyes, las medidas de ingresos no verán la luz y dejarán el boquete del déficit sin apenas corrección este año.

Entre las medidas que siguen adelante aun sin Presupuestos están las siguientes:

1. Subida de las pensiones del 1,6% desde enero de 2019. Incremento del 3 % de las mínimas y no contributivas y aumento de la base reguladora de la pensión de viudedad hasta el 60 %.

2. El Boletín Oficial del Estado (BOE) ya publicó el real decreto-ley por el que se aprueba la subida de al menos el 2,25 % de la retribución de 2,5 millones de empleados públicos para el ejercicio 2019, cifra a la que podrá sumarse un 0,25 % ligado a la evolución del PIB y otro 0,25% procedente de fondos adicionales. 

3. La subida del SMI el 22,3 % hasta 900 euros desde enero.

4. El nuevo bono social eléctrico para familias en riesgo de pobreza energética.

Por otro lado, tal y como señala El Periódico, están aquellas medidas de gasto que ya no verán la luz, como:

1. La elevación del peso del gasto social hasta el 57 % del total.

2. Las medidas contra la violencia de género, que contemplaban 220 millones adicionales.

3. Pobreza infantil: 25 millones para el programa de protección familiar.

4. Menores no acompañados: 30 millones.

5. I+D+i: incremento de 357 millones en la partida de civil.

6. Infraestructuras: incremento 40 %, hasta 7.572 millones.

7. Prestación por desempleo: Rebaja de 55 a 52 años de la edad para percibir la prestación parados larga duración.

8. Dependencia: Aumento de un 60 % de esta partida (+831 millones hasta 2.231 millones).

9. Financiación por el Presupuesto de las cuotas sociales de las cuidadoras no profesionales de las personas en situación de dependencia (351 millones).

10. Eliminación del copago farmacéutico para los pensionistas cuya renta sea inferior a 11.200 y para las personas percpetoras de la prestación económica de la Seguridad Social por hijo o menor a cargo.

11. Becas: aumento del 10,2 % de la partida hasta 1.620 millones.

12. Rebaja de las tasas universitarias para volver a niveles previos a 2012.

13. Plan de Choque de Empleo Juvenil: 670 millones, dentro de un plan de 2.000 millones para el periodo 2019-2021

14. Vivienda: 137 millones para el Plan de 20.000 viviendas y para favorecer el alquiler a los jóvenes.

15. Permiso de paternidad: incremento de 5 a 8 semanas.

16. Universalización de la escuela entre 0 y 3 años.

De igual forma, con el veto a los Presupuestos habrá menos dinero para Cataluña, pues la subida del 52 % de la inversión territorializada prevista para 2019, hasta 2.051,38 millones, ya no será tal. También se quedan en espera los 989 millones adicionales en las entregas a cuenta del sistema de financiación autonómica para Cataluña y otros 400 millones por la corrección del desfase en la participación de las autonomías en la recaudación del IVA.

El proyecto presupuestario también destinaba  350 millones para empezar a cumplir las medidas económicas comprometidas en la comisión mixta Estado-Generalitat de Asuntos Económicos en septiembre pasado, entre las que se incluyó cumplir con la sentencia del disposición adicional tercera (200 millones para inversiones pendientes) y el acuerdo para financiar los Mossos d’Esquadra (175 millones).

Asimismo, hay que resaltar las subidas de impuestos que ya no se llevarán a cabo:

1. Diésel: subida de 3,8 cts por litro, que no afectará al gasóleo profesional.

2. ‘Tasa Google’: tipo del 3 % sobre determinados servicios digitales.

3. ‘Tasa Tobin’: tipo del 0,2 % sobre determinadas transacciones financieras. 

4. Elevación del IRPF para las rentas más altas (subida de la tarifa en 2 puntos a partir de una renta anual de 130.000 euros y en 4 puntos a partir de 300.000 euros).

5. Tipo mínimo del 15 % en el impuesto de sociedades para grandes compañías.

6. Gravamen del 5 % sobre los dividendos y plusvalías procedentes del exterior.

7. Subida del 7 % de la base máxima de cotización a la Seguridad Social.

Tampoco se aplicarán las siguientes rebajas de impuestos:

1. Reducción del IVA en los productos de higiene femenina (del 10 % al 4 %), de los servicios veterinarios (del 21 % al 10 %) y de los libros digitales (del 21 % al 4 %).

2. Recorte del tipo impositivo de Sociedades del 25 % al 23 % para las pymes que facturan menos de un millón de euros.

Según resalta El País, el principal problema de la no aprobación de los Presupuestos es que se perderá un año para el ajuste del déficit público porque, al no poder aprobar las nuevas medidas impositivas, los ingresos serán menores de lo previsto y serán insuficientes para financiar el aumento de gastos ya comprometidos.

La falta de Presupuestos perjudica, por tanto, la reducción del déficit público, según reconoció el martes la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante su intervención en el debate sobre las enmiendas a la totalidad en el Congreso, convertido en una especie de cuestión de confianza al Ejecutivo de Sánchez. @mundiario