El presidente de La Razón es investigado por la Fiscalía Anticorrupción

Mauricio Casals, de La Razón. / Twitter
Mauricio Casals, de La Razón. / Twitter

Mauricio Casals habría sido el intermediario entre el Ministerio de Industria y Tecnología y el extinto grupo Zed, cuyo expresidente se encuentra detenido por otras tramas corruptas.

El presidente de La Razón es investigado por la Fiscalía Anticorrupción

La Fiscalía Anticorrupción lanzó en la mañana de este jueves una operación a partir de la cual se podría detener a seis personas con vínculos con el grupo tecnológico Zed, el cual se dedica a desarrollar videojuegos y material audiovisual, entre otras actividades que desarrolló hasta el pasado 30 de mayo, cuando se disolvió. La Fiscalía y la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) investigan subvenciones fraudulentas otorgadas por el Ministerio de Industria y Tecnología a la empresa por hasta 42 millones de euros, de acuerdo a fuentes citadas por eldiario.es.

Uno de los nombres más fuertes de la investigación es el de Mauricio Casals, presidente de La Razón, quien habría sido un intermediario en las ayudas recibidas por el extinto grupo. En retorno, el diario dirigido por Francisco Marhuenda habría ganado hasta dos millones de euros por contratos publicitarios. Las subvenciones investigadas datan desde el último Gobierno socialista y se extienden también hasta el Ejecutivo del PP.

Agentes de la UDEF se presentaron en la mañana del martes en el cuartel de La Razón con un requerimiento judicial. Su operación inició a las 8 de la mañana y desde entonces están incautando documentos del ordenador personal de Casals, cuyo despacho está en el último piso del edificio en cuestión.

La investigación inició hace casi un año en los despachos de Anticorrupción. El Ministerio Público presentó una querella en la Audiencia Nacional la semana pasada y el caso está ahora encabezado por el juez Manuel García Castellón, quien recientemente se incorportó al Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional tras la salida de su extitular, Eloy Velasco.

El grupo Zed fue creado por la familia Pérez Dolset, que tiene el 40% de las acciones del mismo. Su segundo accionista es el Grupo Planeta, que cuenta con el 20% de los títulos. Le siguen Juan Abelló y el Banco de Santander, con un 3% en el caso de este último. Los Pérez Dolset fueron los creads de la saga de videojuegos Commandos, de 1998, toda una insignia en este sector en España y que se convertiría a la larga en un clásico. El crecimiento de la empresa les llevó a a producir Planet51, una película de animación que fue la que más dinero recaudó en taquillas en 2009.

El motor de este grupo es Javier Pérez Dolset, hijo de un empresario que empezó a comercializar videojuegos estadounidenses en el mercado español en la década de los 80'. En enero, los accionistas derrocaron a Pérez Dolset como presidente y consejero delegado del grupo. Fue sustituido por un equipo que a la larga terminaría llevando a la empresa a la quiebra. Eldiario.es asegura que la investigación está enfocada en los años que Pérez Dolset encabezó la organización. Los arrestados están vinculados a la compañía, incluido al mismo expresidente y consejero delegado de la misma, así como uno de los hermanos de éste, a quienes se les acusa de insolvencia punible y fraude de subvenciones.

Aparte, Zed es investigado por organismos extranjeros como el FBI (la Oficina Federal de Investigación de los Estados Unidos) por el desvío de fondos desde la matriz de la empresa, llamada Zed+ y establecida en los Países Bajos a familiares de integrantes de los Gobiernos de Rusia y Uzbekistán.

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.
 
 

El presidente de La Razón es investigado por la Fiscalía Anticorrupción
Comentarios