El presidente de Estados Unidos aboga en Hiroshima por un mundo sin armas nucleares

Barack Obama y Shinzo Abe. / RR SS
Barack Obama y Shinzo Abe. / RR SS

Barack Obama es el primer presidente de Estados Unidos en ejercicio que viaja a la ciudad atacada con una bomba nuclear en 1945, casi al final de la Segunda Guerra Mundial. Todo un acontecimiento, no exento de controversia en la política y en las redes sociales.

El presidente de Estados Unidos aboga en Hiroshima por un mundo sin armas nucleares

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, viajó a Hiroshima para abogar por un mundo sin armas nucleares. Obama es el primer presidente de Estados Unidos en ejercicio que viaja a la ciudad atacada con una bomba nuclear en 1945, casi al final de la Segunda Guerra Mundial. Todo un acontecimiento, no exento de controversia en la política y en las redes sociales.

"71 años han pasado desde aquel día. Era una mañana luminosa y sin nubes. La muerte cayó del cielo y el mundo cambió", dijo el presidente de EE UU después de depositar una corona.

La ciudad japonesa de Hiroshima fue atacada con una bomba nuclear en agosto de 1945. Nada más aterrizar, en una base estadounidense a unos 40 kilómetros del centro de la ciudad, Barack Obama ya afirmó que su "visita muestra como incluso la más dolorosa división puede ser superada". "Reafirmamos la alianza entre EE UU y Japón, una de las más importantes del mundo", dijo.

Según el diario El País, la visita de Barack Obama a la ciudad de Hiroshima va mucho más allá del simbolismo formal que supone el homenaje de un sucesor de Harry Truman —el presidente que hace 71 años ordenó lanzar la bomba atómica— a las víctimas de la primera explosión nuclear sobre una urbe. La amenaza de las armas nucleares sigue pendiendo sobre los habitantes del planeta, aunque, con la caída del muro de Berlín y el desmoronamiento del bloque comunista, haya desaparecido de la actualidad diaria. El adagio de “lo que no se ve, no existe”, desgraciadamente muestra aquí una vez más su falsedad.

El presidente de Estados Unidos aboga en Hiroshima por un mundo sin armas nucleares
Comentarios