Buscar

MUNDIARIO

El PP y Vox se unen para boicotear la reforma del PSOE para el Poder Judicial

Las formaciones de Pablo Casado y Santiago Abascal han puesto una serie de condiciones a los socialistas para negociar la renovación del tribunal.  
El PP y Vox se unen para boicotear la reforma del PSOE para el Poder Judicial
Casado y Abascal./ Cadena SER
Casado y Abascal./ Cadena SER

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

El Gobierno de Pedro Sánchez tiene su primer enfrentamiento con la oposición. El Partido Popular y Vox se han aliado para rechazar la reforma propuesta por el PSOE para reformar el Poder Judicial. Con esta unión nada inesperada, el Consejo General del Poder Judicial y el Tribunal Constitucional no tendrá ningún cambio. 

El líder popular Pablo Casado salió a argumentar su posición en una entrevista en Antena 3. “Tendemos la mano al PSOE si quiere despolitizar la elección de la Fiscalía General del Estado y del Consejo General del Poder Judicial y, sobre todo, si quiere apoyar la separación de poderes y la independencia judicial”, dijo. 

“Mientras Sánchez negocia la investidura con [Oriol] Junqueras, pretende negociar con nosotros el Poder Judicial para que lo pongan en la calle”, agregó Casado, quien no tuvo un claro respaldo de su nuevo portavoz y secretario de Justicia del PP, el consejero madrileño Enrique López.

"Hay que sentarse y hablar de un modelo de justicia pensando en los ciudadanos y no en urgencias políticas. Lo primero que tiene que hacer Sánchez debería ser llamar al líder de la oposición para hablar. Algo que no hizo en el periodo previo a las elecciones", señaló en Onda Madrid.

Por el lado de Vox no hubo sorpresa alguna. El líder Santiago Abascal rectificó ayer totalmente las posiciones a favor de participar en el proceso de negociación con el PSOE, incluso si el PP se negaba, que avanzaron la semana pasada su portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, y la viceportavoz, Macarena Olona. 

Como sea, la renovación del máximo órgano del Poder Judicial está encallada desde hace 14 meses y parece encaminada a un atasco sin salida, recuerda El País. PP y Vox intentan estos días la complicada combinación de presentarse como partidos constitucionales que no deberían oponerse al desbloqueo de esos cargos institucionales y al mismo tiempo compiten por aparecer como los guardianes más firmes de la independencia de los poderes del Estado. @mundiario