El PP podría llevar a juicio a la comisión que investigará su financiación irregular

Fernando Martínez Maillo. / Twitter
Fernando Martínez Maillo. / Twitter

Fernando Martínez Maillo ha dicho que dicho séquito debería investigar sus cuentas a partir de 2015 pese a que los demás partidos piensan indagar desde mucho antes.

El PP podría llevar a juicio a la comisión que investigará su financiación irregular

Fernando Martínez Maillo ha explicado que el Partido Popular espera que la comisión del Congreso de los Diputados para la investigación de la financiación irregular del partido celeste no empiece antes de las cuentas de 2015. "Lo lógico es que se investigue la legislatura como marca el reglamento de la Cámara pero cuando se define la financiación ilegal como delito es 2015, que es cuando debería empezar a investigar esta comisión", explicó el vicesecretario general de Organización. La comisión en cuestión se reúne este mismo miércoles para iniciar sus labores investigativas.

Si el partido celeste llegase a forzar que las investigaciones se realizaran de 2015 en adelante, se quedaría al margen las actuaciones y contratos respectivos a los casos Gürtel y Púnica, que tienen a dirigentes y exdirigentes de la agrupación en serios aprietos judiciales.

"¿Es legal todo esto? Es legal que se pueda hacer una causa general contra el PP? ¿Es legal que no se determine el ámbito temporal, el ámbito temático y el ámbito territorial?", explicó el dirigente.

El vicesecretario de Organización ha incluso amenazado con llevar a la comisión ante la Justicia si no aclaran los ámbitos temporal, territorial e incluso el objeto de investigación. El partido fundamenta su proceder con la decisión de los tribunales en que se anuló la comisión de investigación de la deuda del Ayuntamiento, la cual fue arropada por Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos, pues la misma no contaba con ningún "objeto concreto, sino genérico, vedado a este tipo de comisiones no permanente".

Los grupos opositores siguen sin acordar el límite temporal en el que situarán el campo de trabajo de las pesquisas. Mientras Unidos Podemos remontaba los inicios del plazo a 1977, cuando se creó Alianza Popular, los socialistas y naranjas proponían que las indagaciones iniciaran con los libros de entre 2004 y 2008. Para este miércoles la comisión volverá a juntarse para ordenar los trabajos y marcar calendarios y el listado de quienes comparecerán primero en el proceso.

"Sería la primera vez que hay una comisión contra un partido político. La inquisición desapareció de España hace ya muchos años. No vamos a aceptar una causa general contra el PP ni contra otro partidos políticos. Antes de que se pongan en marcha esta comisión inquisitorial hay que definir de qué estamos hablando", expresó Martínez Maillo.

Aparte, el partido conservador se guarda la carta de la comisión de investigación de la financiación de todos los partidos políticos que se lleva a cabo en la Cámara Alta, en la que cuentan con mayoría absoluta, y que se hace oficial este mismo martes. El dirigente ha dicho que cuenta con "que ningún líder del resto de las formaciones políticas pongan problemas para venir a esta comisión".

Martínez Maillo ha dejado ver que convocarán a Susana Díaz, socialista y presidenta de la Junta de Andalucía, y a Pablo Iglesias, máximo líder de Podemos, para que se pronuncien ante la comisión de investigación de financiación de partidos en el Senado.

Cuando fue interrogado sobre si el presidente debía ir antes a la comisión que a su comparecencia ante la Audiencia Nacional este 26 de julio como testigo por el caso Gürtel, el dirigente dich que "Rajoy no tiene nada que ocultar, si es el primero al que llama la Comisión diremos que sí. Irá con normalidad y esperamos la misma actitud del resto de los líderes políticos. Es como la citación del tribunal: No hay nada que ocultar pero tampoco hay nada que aportar, Mariano Rajoy no tiene ninguna responsabilidad en la financiación de las campañas de dos ayuntamientos madrileños, en todo caso será responsabilidad del PP de Madrid".

Ataque a Podemos

Finalmente, el dirigente tuvo palabras para el tema de moda en el Legislativo: la moción de censura de Unidos Podemos. Para el vicesecretario, la empresa es una "moción de impostura, porque ellos saben que no va a prosperar, que no tienen aliados ni votos a favor y que está destinada al fracaso".

Martínez Maillo asegura que todo es un número montado como parte de la "lucha diabólica por el votante de izquierdas" que sostienen socialistas y morados. "Esta moción es una lucha de egos por quién es el líder de la oposición entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez. La moción de censura demostrará que no existe alternativa al Gobierno del PP. España y los españoles no les importan demasiado, nosotros vamos a seguir trabajando por el bienestar de los ciudadanos".

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.

 

El PP podría llevar a juicio a la comisión que investigará su financiación irregular
Comentarios