El PP de Madrid blanqueó dinero también la mañana de los atentados del 11M

Sede del PP en Madrid.
Sede del PP en Madrid.

El diario El Español lleva toda la semana destapando un oscuro caso de lavado de dinero negro por parte del PP de Madrid. Una práctica por la que piden la dimisión de Pío García-Escudero, actual presidente del Senado.

El PP de Madrid blanqueó dinero también la mañana de los atentados del 11M

El PP de Madrid se financió con dinero opaco al menos desde el 2003, cuando lideraba el partido el actual presidente del Senado, Pío García-Escudero, informan desde El Español según los documentos que han obtenido y localizados en las operaciones contra la financiación ilegal del partido realizadas por la Audiencia Nacional.

A parte de esta financiación ilegal que viene enturbiando las tripas del partido conservador español, el PP ha utilizado de manera sistemática durante los últimos años diversos sistemas para lavar donaciones en metálico. Dinero que conseguían de mano de contratistas de obras públicas adjudicadas por gobiernos del PP.

Estas cantidades de dinero procedentes de entregas en efectivo de grandes empresarios, una vez en poder del partido, eran inyectadas en las cuentas de la Fundación para el Desarrollo Económico y Social de la Comunidad de Madrid (Fundescam), controlada por el PP de Madrid. De esta forma se simulaba que el dinero era entregado de manera anónima a Fundescam para sufragar sus actividades. Sin embargo, el objetivo último pasaba por financiar desde esta entidad, que hacía las veces de pantalla, actos electorales correspondientes a las elecciones generales, explican los periodistas Esteban Urreiztieta y Daniel Montero desde El Español.

Si todo este caso supura hedor a corrupción, es especialmente doloroso que el PP de Madrid blanqueara donativos en negro por valor de al menos 30.000 euros durante la mañana de los atentados del 11 de marzo de 2004, cuando murieron 191 personas y hubo 1.857 heridos. Empleados de la formación política realizaron una docena de ingresos fraccionados en la sucursal de Caja Madrid del número 10 de la calle Génova con el objetivo de trocear los ingresos para no levantar sospechas, según las pruebas con las que cuenta el diario El Español.

Los fondos en metálico fueron depositados en una cuenta corriente de la Fundación para el Desarrollo Económico y Social de la Comunidad de Madrid (Fundescam) vinculada al partido y que en ese momento presidía Pío García-Escudero, actual presidente del Senado. García-Escudero también fue presidente del PP de Madrid hasta que en noviembre de 2004 se dio paso a la ya presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre.

En el editoral de El Español del pasado miércoles 17 de febrero titulado ‘Corrupción incluso a la sombra de los muertos’, piden la dimisión del presidente del Senado, Pío García-Escudero, por estos hechos. Pero las dimisiones dentro del PP deben ser más numerosas a tenor de las pruebas y de los gravísimos sucesos pasados que están saliendo a la luz ahora.  Es una falta de respeto hacia los españoles que Mariano Rajoy siga al frente del partido más votado. Señor Rajoy, no se le ha votado a usted, se han votado a las ideas que representa su partido o las que se intuye que representan. De seguir así, lo único que representará el PP es corrupción y delincuencia. Deje paso a políticos sin mochilas hediondas porque existen y esperan en la sombra.

El PP de Madrid blanqueó dinero también la mañana de los atentados del 11M
Comentarios