Buscar

MUNDIARIO

El PP gobernará en Madrid con un acuerdo como los de Murcia y Andalucía

Ciudadanos tuerce el brazo luego de que Vox aceptara rebajar sus demandas para el nuevo Ejecutivo, que será el primero de coalición en la historia de Madrid.
El PP gobernará en Madrid con un acuerdo como los de Murcia y Andalucía
Isabel Díaz Ayuso, líder del PP en Madrid. / Twitter
Isabel Díaz Ayuso, líder del PP en Madrid. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

El Partido Popular mantendrá el poder en la Comunidad de Madrid tras haber convencido a Ciudadanos de aceptar las condiciones que interpuso Vox para votarles. Isabel Díaz Ayuso, líder conservadora en la capital, será elegida por la Asamblea de Madrid y presidirá así el primer Gobierno de coalición en la historia junto con los naranjas. La noticia fue confirmada por Ignacio Aguado, jefe de filas de Cs en Madrid, quien terminó torciendo el brazo luego de que Vox, mediante su jefa Rocío Monasterio, rebajara notablemente sus exigencias para votarles en el Parlamento. Es el tercer pacto de esta especie, que ya gobierna en Andalucía y Murcia.

"Hemos encontrado un denominador común, siendo fieles a nuestros valores, nuestros programas y nuestros principios", explicó Aguado tras haberse entrevistado personalmente con Díaz y Monaesterio. "Espero que lo antes posible podamos poner en marcha este Gobierno y desatascar la investidura", prosiguió. El siguiente paso es que el Parlamento fije una fecha para votar la investidura de la jefa celeste. "Este documento, afortunadamente, no es incompatible con el acuerdo firmado por Cs con el PP ni con las competencias que recoge para cada uno. Entra dentro del planteamiento que vamos a poner en marcha desde el Gobierno de la Comunidad", agregó.

"Todo lo que pone en el documento de Vox es perfectamente asumible por cualquier ciudadano, no solo por los votantes de PP y Cs", dijo por su parte Díaz Ayuso. "Unimos 155 medidas pactadas con Cs con las propuestas de hoy, y eso no es derechizar nada", añadió. "Vamos a seguir gestionando como lo hemos hecho en las últimas dos décadas, y por eso los ciudadanos nos han puesto aquí".

El texto que enfiló la extrema derecha este jueves refleja que la agrupación renunció a la reducción del número de consejerías (que de hecho aumenta de nueve a 13 a fin de darle cancha a los dos partidos que gobernarán); a que sean derogados ciertos artículos de las leyes LGTBI; a que se envíe de vuelta a casa a emigrantes menores de edad que lleguen a España sin compañía de un adulto; a que trasladen a sus respectivos países los costos de servicios de salud de personas no españolas atendidas en el país; o que los tres partidos deban firmar un pacto común, explica El País.

“Se ha hecho un esfuerzo para que ambas partes puedan asumir el documento y se puedan comprometer con los votantes de Vox, que son los que permitirán un Gobierno de PP y Cs”, explicó Monasterio. "Después de un largo camino, de reuniones a nivel local, de las ejecutivas nacionales, después de muchos hitos que han complicado el tema, hemos conseguido entre las tres partes llegar a un documento común que Vox va a proponer para que sea asumido por los partidos que pretenden estar en el Gobierno”

Vox ha resaltado todos aquellos puntos en común con sus dos socios a fin de bloquear a toda costa el ascenso del PSOE, cuyo candidato Ángel Gabilondo, ganó las elecciones autonómicas. Díaz Ayuso y Aguado coincidieron en que aceptar la idea de que las fuerzas de seguridad puedan acceder a información que maneja el Ejecutivo madrileño sobre migrantes en situación irregular fue un serio escollo e insalvable. Eso y otros puntos como garantizar "que cualquier tipo de acoso, discriminación o violencia será tratado de la misma forma, evitando que diferentes víctimas de acoso tengan diferentes grados de protección". 

Tanto populares como naranjas habían acordado de antemano un acuerdo programático cabalmente con 155 puntos a fin de formar el primer Gobierno de coalición en Madrid. No obstante, aquel primer texto no servía de nada si no conseguían los 12 votos de Monasterio y sus chicos. Eso sí, Vox no formará parte directamente del Ejecutivo y hasta ha prometido dar guerra desde la oposición.

Esto refleja cuánto ha decidido sacrificar Vox para poder facilitar el ascenso de Díaz Ayuso o al menos de evitar que Gabilondo se hiciera con el mando. Aguado se sostuvo en su posición de no negociar con Monasterio, ni tampoco firmar un documento tripartito, pero igualmente debió reunirse con aquélla y Díaz Ayuso a la vez pese a que nunca quiso.

El último paso es que la Asamblea de Madrid fije una fecha de investidura para que la líder conservadora sea nombrada como presidenta ahora que cuenta con más de 67 votos en el Legislativo autonómico. El PP no ha soltado el gobierno capitalino desde 1995.

"Lo más importante ahora es formar gobierno cuanto antes", explicó la futura presidenta en la Cámara. "Será la primera vez que Madrid sea gobernado por un gobierno en coalición con el apoyo externo de otro", celebró. "Vamos a inaugurar un modo distinto de gobernar. Hemos dado un ejemplo de entendimiento. Mi promesa a los madrileños es que lo haremos bien". @mundiario