El PP fracasa en la recolección de firmas contra los indultos

Pablo Casado, líder del PP. / Twitter
Pablo Casado, líder del PP. / Twitter
Pablo Casado evalúa ponerle fin a la campaña de recolección de rubricas debido a que solo han conseguido 300.000 en dos semanas. Muy lejos de los cuatro millones logrados en 2006 con la ofensiva frente al Estatut.
El PP fracasa en la recolección de firmas contra los indultos

El PP ha sumado, pareciera, un nuevo fracaso político. La formación de Pablo Casado evalúa ponerle fin a la campaña de recolección de firmas contra los indultos a los presos del procés tras dos semanas activa, en las que de momento se han logrado 300.000 adhesiones. De hecho, la cifra ni se asomaría a los cuatro millones logrados por el expresidente Mariano Rajoy en el 2006 contra con la ofensiva frente al Estatut.

La cruzada no ha tenido el efecto porque, precisamente, Casado no se involucrado de forma directa. El líder popular encargó la tarea a su vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos, quien comenzó a trabajar en el asunto en la ciudad de Zaragoza el pasado 2 de junio. Además, según en el PP, su apuesta es “más simbólica que efectiva”. Por ello, la lista de firmas ni serían presentadas ante el Congreso.

Los populares han dicho que que su intención ahora era recoger el malestar en la calle y movilizar al partido “en defensa de la Constitución y la ley” y dan por cumplido ese propósito. Por supuesto, por eso, cada jornada de los 15 días de campaña tenían 200 carpas en todo el país, pero este ya no se hará ese despliegue. "Las estructuras del partido están agotadas”, han explicado fuentes del PP a El País. 

Dirigentes populares reconocen que se prevé que los indultos se aprueben ya, probablemente el próximo martes en el Consejo de Ministros. Con todo, la próxima semana la campaña todavía continuará y “será intensa”.

“Hasta el pasado lunes se recogieron 300.000 firmas”, explican en la dirección del PP. “Es decir, en dos semanas. Los fines de semana hubo más de 200 mesas en todo el territorio nacional. Un éxito rotundo. En algunas mesas hubo largas colas. Y la implicación del partido fue total, con los presidentes autonómicos participando en los vídeos que lanzamos a través de Internet. Desde este lunes se han seguido recogiendo firmas, pero con una presencia menor, lo cual es completamente normal, después de dos semanas muy intensas”.

Lo cierto es que, más allá de la recolección física, la campaña virtual sí marcha sin parar. A través de la plataforma change.org ya se lleva cerca de más de 55.000 apoyos. La leyenda dice: “En defensa de la Constitución, la Justicia y la igualdad de todos los españoles. A favor de la convivencia y la concordia del Estado de Derecho. Por España, pedimos su firma contra los indultos del Gobierno de Pedro Sánchez a los condenados por sedición y malversación. ¡Paremos esta deriva! ¡No a los indultos!”.

En el PP, sin embargo, también miran la campaña de recolección de firmas con temor. Y esto porque se desea que no cambie la percepción sobre Casado, quien se mostró su perfil más dialogante y abogó por un nuevo sistema de financiación autonómica para Cataluña y criticó la actuación en el 1-O.

Como sea, los indultos a los presos del procés son en el fondo un arma de doble filo para el PP. Por un lado, pueden implicar un desgaste fuerte al Gobierno de Pedro Sánchez del que se beneficia Casado; pero también lo perjudica porque vuelve a la memoria la gestión del Gobierno de Rajoy en Cataluña. @mundiario

El PP fracasa en la recolección de firmas contra los indultos
Comentarios