El PP y Cs tuvieron la oportunidad de concretar un pacto político

Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos; y Pablo Casado, líder del PP. RR SS.
Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos; y Pablo Casado, líder del PP. RR SS.
Las formaciones de Pablo Casado e Inés Arrimadas evaluaron un proceso de cohabitación para proyectarse a futuros procesos electorales como la de la Comunidad de Madrid. 
El PP y Cs tuvieron la oportunidad de concretar un pacto político

Un nuevo pacto político. Así se podría entender sobre el frustrado acercamiento entre el Partido Popular y Ciudadanos el verano pasado. El líder popular Pablo Casado reveló que casi se concreta esta unión. Sin embargo, la formación de Inés Arrimadas ha dejado en claro que "no está en venta, ni yo me vendo por un cargo”.

Frente a este panorama, según analistas consultados por El País, este pacto entre celestes y naranjas sería conveniente para ambos. Y más aún frente a venideros procesos electorales. "La fusión interesa a ambos partidos por eficiencia electoral, porque el sistema de reparto de escaños en unas generales penaliza la división en varias candidaturas", señalaron los especialistas.

“No garantizaría que todos los votos de Cs fueran a ir al PP, porque hay algunos que rescatará el PSOE y otros irán a la abstención, pero la alianza es mucho más efectiva que concurrir en listas separadas de cara a conseguir el mayor número de escaños”, afirma José Pablo Ferrándiz, investigador principal de Metroscopia, al citado medio.

Narciso Michavila, presidente de GAD3, coincide en la tesis: “El sistema electoral español castiga mucho la división de voto, en el Congreso la ley D’Hont actúa como una guillotina, por lo que la unión del tipo que fuera tendría lógica electoral al compartir PP y Cs el mismo espacio electoral”.

Como sea, lo analizado por ambos especialistas tiene mucha relación a la la fragilidad de Ciudadanos tras la debacle en las elecciones en Cataluña (cuando pasó de 36 a 6 diputados) y la fallida moción de censura de Murcia aconseja que el partido se replantee su negativa a unirse al PP, ante el riesgo de desaparecer en las urnas.

Ciudadanos logró representar un espacio centrista de 40 diputados con su salto a la política nacional en 2015. El partido alcanzó su techo en las generales de abril de 2019, con los 57 escaños gracias al giro a la derecha de Albert Rivera, pero se hundió hasta diez asientos en noviembre de ese mismo año. Los votantes del PP y Cs son “primos hermanos”, enfatizan los especialistas, aunque en el programa haya propuestas en las que divergen. @mundiario

El PP y Cs tuvieron la oportunidad de concretar un pacto político
Comentarios