El PP y Ciudadanos tuercen el brazo ante Vox para poder gobernar en Murcia

Fernando López Miras (izq.), líder del PP en Murcia. / Twitter
Fernando López Miras (izq.), líder del PP en Murcia. / Twitter
El partido de ultraderecha se sale con la suya y consigue que los otros dos acepten varias de sus polémicas propuestas.
El PP y Ciudadanos tuercen el brazo ante Vox para poder gobernar en Murcia

La derecha finalmente ha tenido que llegar a un pacto a tres bandos para gobernar en Murcia. El Partido Popular y Ciudadanos han terminado accediendo a los compromisos que demandaba Vox para poder desbloquear la investidura de Fernando López Miras, líder celeste en la comunidad. Así las cosas, su investidura está progrmada para la próxima semana, tentativamente para el viernes 26 de julio.

En un cónclave de apenas 20 minutos, el jefe de los populares aseguró que los suyos son capaces de asumir sin problemas las propuestas de la ultraderecha, al tiempo que Isabel Franco dijo que las mismas son homologables con el proyecto del PP. Las propuestas se encuentran en un documento que se difundió el juevez por Vox. Probablemente la más resaltable es la de eliminar las posibles reformas a la ley autonómica de igualdad LGTBI.

El resto del texto de Vox ya se había esparcido desde el martes y contaba con algunos puntos polémicos como el compromiso de aplicar medidas para la prevención de la violencia familiar. El partido de ultraderecha ha negado desde siempre la violencia de género (aquella que afecta a las mujeres por el simple hecho de serlo y que ha cobrado ya más de un millar de víctimas), y a cambio bautiza estos sucesos como violencia intrafamiliar. La idea de la agrupación es respetar la presunción de inocencia del hombre y mantener la igualdad entre hombres y mujeres.

Vox también ha solicitado que se presenten dos nuevas leyes regionales: la primera es la ley de Protección Integral de la Familia, la cual deberá incluir "partidas presupuestarias concretas para el apoyo a la maternidad, fomentado así la natalidad”, y una segunda llamada "Protección de la Mujer Embarazada, ofreciendo información y alternativas, para que ninguna mujer se vea abocada al aborto". En el tema de inmigración, exigen que se cumpla "la legislación vigente, en concreto de la ley de extranjería, en el control de fronteras” y la revisión de la política de creación de centros que puedan hospedar a inmigrantes menores no acompañados (MENAS), explica El País.

De igual forma, los de Santiago Abascal proponen hasta seis medidas para el tema de la educación con la idea de "garantizar el derecho de los padres a elegir la formación moral y religiosa” de sus hijos, todo a fin de precipitar la inspección y que se evite "el adoctrinamiento en las aulas" y a fin de solicitar el consentimiento familiar expreso para que los alumnos asistan a actividades "con contenidos éticos, sociales, cívicos morales, o sexuales”.

Con este pacto, la derecha tiene ya 22 diputados, uno menos de la mayoría absoluta pero que igual debería bastarles para investir a Fernando López Miras como presidente y Isabel Franco, jefa de Ciudadanos en la comunidad, como su vicepresidenta y portavoz y consejera de Política Social. La ultraderecha, en cambio, se queda sin puesto en el Ejecutivo, pero sí ha avisado que, desde la oposición, forzará que se apliquen y respeten las promesas de su programa electoral.

A fin de convocar a una nueva sesión de investidura (ya falló una entre el 2 y 4 de julio) Alberto Castillo, integrante de Ciudadanos y presidente del Parlamento autonómico, deberá convocar a los cinco partidos representados en el mismo para que propongan a un candidato. Acto seguido se reunirá con la Junta de Portavoces, quien deberá entonces establecer las fechas de los plenos. @mundiario

El PP y Ciudadanos tuercen el brazo ante Vox para poder gobernar en Murcia
Comentarios