La postura del PSOE contra la intervención de TV3 contrarrestó los efectos del 155

TV3. / Mundiario
La no intervención de TV3 está teniendo serios efectos.

El monocorde contenido de sus programas a favor de la independencia y de Puigdemont, a quien trata como presidente legítimo, hasta provocó que el propio Consell d´l Audiovisual de Catalunya instase a TV3 a emitir documentales sobre la sociedad catalana que respondan a más de un punto de vista.

La postura del PSOE contra la intervención de TV3 contrarrestó los efectos del 155

La postura de Pedro Sánchez y el PSOE de que no fuera intervenida TV3 para apoyar la aplicación del 155 en Cataluña dejó en manos de los independentistas una herramienta al servicio de su causa que, en gran medida, por su influencia en las zonas rurales de Cataluña, más que propiamente en las urbanas, ha estado eficacia a la aplicación del mencionado artículo de la Constitución. Por otro lado, cabe recordar que en su día, Roser Mercader, presidenta del comité de esta cadena manifestó que "La intervención de TV3 hubiera representado un escándalo a nivel internacional".

El monocorde contenido de sus programas a favor de Puigdemont (a quien se sigue tratando como presidente legítimo, pese a la queja del Gobierno de España) y los suyos ha provocado que el propio Consell de l´Audiovisual de Catalunya haya instado a TV3 a emitir documentales sobre la “sociedad catalana que respondan a más de un punto de vista”.

El CAV decidió Instar a TV3 que, en cumplimiento de las misiones de servicio público, y atendiendo al debate político existente en la sociedad catalana, resulta indispensable que los documentales de autor o de tesis que emita, en su conjunto, respondan a más de un punto de vista y ofrezcan los diferentes posicionamientos de la sociedad catalana“.

58_edited

Roser Mercader, presidenta del comité de TV3.

 

Esta resolución fue consecuencia de la queja presentada por el Grupo de Periodistas Pi i Margall tras la emisión por TV3 en el programa ‘Sense ficció’ del documental ‘1-O’, un film producido por Mediapro dedicado a los sucesos que se vivieron el día de la celebración de la consulta ilegal celebrada el 1 de octubre de 2017, que culminaron con diversas cargas policiales.

Según se destaca en la queja de este grupo de periodistas, el programa “Sense Ficció”, que se presentó con el título “Crónica del 1 de octubre del 2017: un homenaje a las personas que hicieron posible el referéndum”, es descrito en la web de la Corporación como “una crónica de lo que pasó en cinco centros de votación en un día terrible y a la vez inolvidable en los que más de dos millones de personas lucharon pacíficamente por su derecho a decidir”.

Los reclamantes señalaron que TV3 ignoraba los principios de imparcialidad, neutralidad, pluralismo, objetividad, y equilibrio informativo Curiosamente el CAC no ve (por cinco votos a favor y un voto particular en contra) , que se haya vulnerado las misiones de servicio público al ser un documental de tesis”, pero sí  que insta a TV3 que “en cumplimiento de las misiones de servicio público, y atendiendo al debate político existente en la sociedad catalana, resulta indispensable que los documentales de autor o de tesis que emita, en su conjunto, respondan a más de un punto de vista y ofrezcan los diferentes posicionamientos de la sociedad catalana”.

Los efectos de la no intervención

La cadena pública catalana está al servicio de la independencia y es el gran contravalor de la intervención de aquella comunidad. La propaganda a favor de la salida de España y la causa de la independencia es permanente y recurrente: desde los programas infantiles a los satíricos o de humor, además de todos los informativos.

La manipulación resulta especialmente grosera en los programas infantiles para explicar a los niños catalanes el proceso independentista según el prisma ideológico y el libro de estilo de la televisión pública de la Generalitat. En el informativo 'InfoK' se incluyó un espacio para ha emitido una pieza para aclarar a los menore para explicar a los niños (desde su óptiva) or qué se considera que los miembros del Govern y los presidentes de la ANC y Òmnium lo son. "Un preso político es una persona que está en la cárcel pos sus ideas políticas, por pensar y actuar diferente que las personas que gobiernan un país", explica la presentadora del informativo en un tono didáctico.

La parte más osada del programa dijo que El Gobierno catalán estaba en la cárcel. "Porque la Justicia española los acusa de saltarse las normas de la Constitución, el libro donde se recogen las leyes españolas, para conseguir la independencia de Cataluña". Y se quedan tan frescos. También que Puigdemont y sus compañeros de viaje huyeron de España para evitar ser sometidos a un juicio injusto.

Repugnante uso de los niños

El uso de los niños en los programas de propaganda es habitual. En uno de los recientes informativos aparecía un niño de unos once años de un colegio de Tortosa, que explica ante las cámaras que no iban a clase: Para luchar por nuestro país. Queremos que los presos políticos salgan de la cárcel”.

Otras veces la manipulación es más burda: Algunos programas previos y posteriores al 1-O planteaban el referéndum ilegal y sus consecuencias como una película de buenos y malos: la sociedad catalana independentista eran los buenos y la sociedad española, los malos.

En el caso de los ocho profesores en La Seu d'Urgell investigador por incitación al odio, por lo que habrían dicho en clase, ante hijos de agentes de la Guardia Civil, tras lo ocurrido el 1 de octubre, se informó ampliamente de las muestras de solidaridad sobre ellos, pero sin explicar de qué se les acusaba.

Toda manifestación favorable a la permanencia de Cataluña en España es ignorada, tergiversada o tratada con ironía. Por ejemplo, en el programa de parodias satíricas Polònia se trató la manifestación a favor de la permanencia de Cataluña dentro de España y se dijo: “Conmoción en Barcelona: en una manifestación por la unidad de España ¡al final no ha habido ninguna agresión fascista!” y se añadía el testimonio de una pareja que comentaba, se habían cruzado con un grupo de gente con la bandera de España ¡y no les habían pegado! , como si temieran que lo hicieran.

Este programa divide a los personajes que caricaturiza en dos partes: los independentistas son por lo general, listos; sus oponentes, idiotas. En cuanto al Gobierno de España todos son malvados que odian a Cataluña, ignorantes y perversos. Rajoy, Rivera y Sánchez se presentaron como tres sádicos que provoca un baño de sangre al aplicarle a Cataluña, como tres cirujanos, el 155.

1507565383_489219_1507565639_noticia_normal_recorte1 [640x480]

Hay denuncias sobre la falta de objetividad de TV3.

 

En otros ámbitos la manipulación resulta a veces patética: el mismo día que diversas televisiones cifraban en caso 2.200 las empresas que habían abandonado Cataluña, TV3 lo ignoraba publicaba que la economía catalana se había acelerado un 3 por ciento.

Mentiras sobre el apoyo

Algunas de las mentiras más asombrosas de TVE se refieren al apoyo internacional a la independencia de Cataluña. Aparte de decir que todo el mundo mira hacia aquella causa, se dice que quien está cuestionado y en entredicho es el gobierno de España. Las noticias comunes sobre España son siempre negativas: sucesos, sequía, arrestos de yihadistas, corrupción (de la de Cataluña no se habla)

En cuanto al mapa del tiempo, el resto de España no aparece, sólo lo que se considera países catalanes (Comunidad Valenciana, Baleares y el sur de Francia). Pero es que incluso las noticias de Cataluña que no tengan relación directa con la independencia son tratadas levemente o pasan a segundo plano.

Y en cuanto al debate político, para qué hablar. @mundiario

La postura del PSOE contra la intervención de TV3 contrarrestó los efectos del 155
Comentarios