Portugal se ve forzado a elevar la edad de jubilación y a alargar la jornada del funcionariado

El presidente Hollande, con Mariano Rajoy en París.
El presidente Hollande, con Mariano Rajoy en París.
La Comisión Europea dio dos años más a España para lograr el objetivo de déficit públco y Francia, que recibió el mismo margen, se confirma como el nuevo gran foco de preocupación en Europa.
Portugal se ve forzado a elevar la edad de jubilación y a alargar la jornada del funcionariado

La vieja Europa ya no es lo que era y corren muy malos tiempos en Portugal, España e incluso Francia.

Portugal, de entrada, se ha visto forzado a elevar la edad de jubilación y a alargar la jornada del funcionariado, para poder cumplir los planes de su rescate financiero. De este modo, se retrasa el retiro de sus trabajadores a los 66 años y la jornada laboral de los funcionarios será de 40 horas, frente a las 35 actuales.

Los nuevos recortes anunciados por el primero ministro, el conservador Passos Coelho, incluyen eliminar 30.000 puestos de trabajo en el sector público.

Mientras, en España, sus cifras del paro han causado la alarma entre las autoridades de Bruselas, por lo que el comisario de Economía, Olli Rehn, pidió al Gobierno de Madrid que “alivie el insoportable nivel de paro”. En el lado positivo, la Comisión Europea dio dos años más a España para lograr el objetivo de déficit.

Francia, que recibió la misma ayuda, se confirma como el nuevo gran foco de preocupación en Europa, por lo que el socialista François Hollande ya no las tiene todas consigo.

De manera simultánea, el Gobierno español fijó sus prioridades en pleno debate nacional sobre la urgencia de un pacto contra el desempleo con el principal partido de la oposición. El presidente, Mariano Rajoy, se sentará el 16 de mayo con los agentes sociales, es decir, con sindicatos y empresarios. Según informa también El País, los sindicatos llevarán a la cita en La Moncloa un documento en el que se recogerán sus alternativas para reactivar la economía y generar empleo.

Los socialistas españoles endurecieron su oferta de pacto con el Gobierno de Mariano Rajoy y exigieron una rectificación de la política económica del Ejecutivo conservador.

Portugal se ve forzado a elevar la edad de jubilación y a alargar la jornada del funcionariado
Comentarios