El clima de tensión política divide Italia

Laura Boldrini. / Flickr
Laura Boldrini. / Flickr

Víctima del racismo y sexismo en Italia, la presidenta de la Cámara baja en la legislatura conclusa, Laura Boldrini, fue amenazada de violación y un político se burló de ella usando una muñeca inflable.

El clima de tensión política divide Italia

Matteo Salvini se dio su primer baño de masas en campaña y busca arrebatar el liderazgo del centroderecha a Silvio Berlusconi con un discurso más transversal, mientras se sucede la crispación. El clima de tensión política divide Italia. Así, víctima del racismo y sexismo en Italia, la presidenta de la Cámara baja en la legislatura conclusa, Laura Boldrini, fue amenazada de violación y un político se burló de ella usando una muñeca inflable.

Es la mujer política de más alto rango del país y recibe un nivel de acoso que sus críticos catalogan de extremo, incluso para los estándares italianos. Muchos comentarios son sexistas y amenazantes en Facebook. "La muerte de Boldrini" es la frase que ha sido escrita en las paredes de ciudades en toda Italia, por lo que ahora cuenta con un equipo de seguridad las 24 horas del día. Boldrini vive en Roma, pero ahora está haciendo campaña antes de las elecciones del 4 de marzo en Milán, su ubicación exacta es un secreto bien guardado.

Esta elección ha sido una de las más polémicas en la historia reciente: un grupo de inmigrantes fue atacado por un nacionalista blanco, hubo ataques contra partidos fascistas y grupos de izquierda, y manifestantes antifascistas se enfrentaron con la policía en manifestaciones violentas.

Las amenazas contra Boldrini han durado tanto que raramente son noticia. Hubo un momento en que un alcalde de un partido antiinmigrante respondió a una supuesta violación de un inmigrante al sugerir que los violadores deberían visitar a Boldrini para "ponerle una sonrisa en su rostro".

Boldrini es una ex funcionaria de alto rango de la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados y ha sido una defensora abierta de los derechos de los inmigrantes

Boldrini se ha puesto en el centro de dos cuestiones que están desgarrando a Italia. Uno, la inmigración, que, en efecto, ha dominado su campaña electoral. Boldrini es una ex funcionaria de alto rango de la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados y ha sido una defensora abierta de los derechos de los inmigrantes.

Sin embargo, Boldrini ya era el objetivo favorito de los políticos de derecha e Internet. Desde el principio, se ha definido como una política que quiere revolucionar los derechos de las mujeres en un país que ocupa el puesto 82 de 144 países en un índice de igualdad de género en el Foro Económico Mundial, y donde casi la mitad de las mujeres no trabaja.

En un momento en que una nueva conversación sobre la desigualdad de género y el acoso sexual está transformando la política de países de todo el mundo, la cultura política de Italia va en la dirección opuesta. Para Boldrini, el odio hacia los inmigrantes y las mujeres está vinculado. Las facciones que están haciendo campaña en contra de la inmigración al afirmar que los recién llegados de África o las mujeres italianas de violación del Medio Oriente son también las que amenazan a las mujeres en política con la violación.

"A veces siento que no me entienden, porque el país aún no está listo. […] Me estoy enfrentando […]No me escondo. Quiero desafiarlos, cuanto más me atacan, cuanto más me amenazan, más tengo que seguir adelante”, dijo Boldrini a BuzzFeed News en una amplia entrevista. @mundiario

El clima de tensión política divide Italia
Comentarios