Buscar

La policía de EE UU lanza una redada masiva en busca de inmigrantes ilegales

El operativo se extendió por 17 Estados de la nación norteamericana y resultó en 21 detenciones. Las autoridades han advertido que la inspección es la primera de muchas que tendrán lugar este año.

La policía de EE UU lanza una redada masiva en busca de inmigrantes ilegales
Agentes migratorios en redada a tiendas 7-Eleven. / Twitter @UniNoticias
Agentes migratorios en redada a tiendas 7-Eleven. / Twitter @UniNoticias

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Sociedad y la edición AMÉRICA. @mundiario

El efecto Donald Trump contra los inmigrantes indocumentados comienza a hacerse sentir. La agresiva estrategia de deportaciones del presidente de Estados Unidos ha llegado a las grandes empresas. Este miércoles la policía norteamericana detuvo a 21 inmigrantes ilegales tras una agresiva redada en unos 100 establecimientos de la reconocida cadena 7-Eleven.

El operativo se extendió por los Estados de California, Colorado, Delaware, Florida, Illinois, Indiana, Maryland, Michigan, Misuri, Nevada, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Oregón, Pensilvania, Tejas y Washington; y las autoridades han explicado que el único objetivo era investigar la legalidad de los empleados de la firma.

Según detalla el diario español El País, en la redada centenares de agentes inspeccionaron y entrevistaron a trabajadores y gerentes de los pequeños establecimientos. “Las acciones de hoy son un mensaje poderoso a las empresas estadounidenses que contratan y emplean a inmigrantes indocumentados: nosotros aplicaremos la ley, y si ustedes están saltándose la ley, serán consecuentes de sus hechos”, aseguró a través de un comunicado el director interino de la agencia migratoria, Thomas D. Homan.

 

Esta es la primera vez que la política migratoria del inquilino de la Casa Blanca fija su diana en una gran empresa. Y no será la última. El responsable de las investigaciones de la agencia migratoria Derek Benner, ha advertido que “es un calentamiento para lo que nos espera este año” ya que “verán más inspecciones de gran envergadura como esta”.

La jugada supone una nueva estrategia dentro de la administración del polémico Donald Trump, quien desde su campaña electoral ha mostrado con orgullo su repudio hacia los inmigrantes. Este mismo jueves el republicano rompió el protocolo y fiel a su peculiar estilo de corte populista decidió elevar el tono contra el "enemigo". “¿Por qué recibimos a gente de países de mierda?”, dijo el mandatario sobre los ilegales durante una reunión para renegociar el programa que concede residencia legal a inmigrantes de varios países. 

Por si fuera poco, en su primer año en el Despacho Oval, el magnate neoyorquino se ha llevado por delante el programa que ampara a más de 800.000 indocumentados que llegaron a la nación siendo apenas unos niños, ha mantenido su promesa de construir un muro en la frontera sur, y además ha aprobado un veto migratorio contra refugiados e inmigrantes de países musulmanes. Todo esto escudándose en su popular y desgastado eslogan: América Primero. @mundiario