Buscar

MUNDIARIO

Podemos advierte que el PP ha llevado a Madrid a una potencial quiebra

El partido defiende en la Asamblea de Madrid su moción de censura contra Cristina Cifuentes y avisa que es necesaria y urgente una reforma fiscal.

Podemos advierte que el PP ha llevado a Madrid a una potencial quiebra
Lorena Ruiz-Huerta durante su comparecencia. / Twitter
Lorena Ruiz-Huerta durante su comparecencia. / Twitter

Podemos ha defendido su moción de censura contra Cristina Cifuentes y los dos puntos en torno a los que gira la misma: una regeneración democrática y una reforma fiscal que reordene los ingresos. Lorena Ruiz-Huerta, candidata a tomar el puesto de Cifuentes, ha dicho que la iniciativa de los suyos está justificada por la situación de excepcionalidad y la corrupción del PP de Madrid, mas también deja claro que para 2019 la deuda privada "será superior a los 36.000 millones de euros, el 200% del PIB. Madrid está en riesgo de quiebra técnica".

Ruiz-Huerta tomó la palabra pasado el mediodía, justo cuando el debate en la Asamblea de Madrid llevaba dos horas de acción con fuertes cruces de palabras. La participación de Ángel Garrido, consejero de la Presidencia, tras la presentación de la moción de censura que ha hecho el secretario general de Podemos de Madrid, Ramón Espinar, alteró los ánimos y desencadenó un enfrentamiento por la interpretación del reglamento y llevó a los demás grupos a levantar la voz. El PSOE y Ciudadanos se reservaron sus palabras en estos choques.

La portavoz de Podemos en la Asamblea de la capital ha enumerado los motivos que llevaron a los suyos a enfilar esta moción de censura. Ruiz-Huerta admitió que fue la "excepcionalidad" de los escándalos de corrupción que acosan a cada vez más funcionarios del PP la principal causa. Luego, citó una razón que se ha puesto de moda en su partido: "responsabilidad ética".

"El problema de la corrupción es sistémico e invade como una metástasis las instituciones de la Comunidad de Madrid. Forman parte de una organización que ha entrado en las instituciones para saquearla y están dispuestos a todo: cambiar jueces o comprar medios de comunicación. El problema es que su cesto (de frutas) está podrido", añadió. "El PP no ha ganado ni unas elecciones limpiamente".

Garantía de derechos

Posteriormente, la vocera compartió una serie de medidas para la "regeneración democrática" de la capital, con las cuales se logrará "una nueva institucionalidad para garantizar los derechos de la ciudadanía ante cualquier coyuntura". Ruiz-Huerta ha propuesto una reforma de la Cámara de Cuentas de la capital a fin de que ésta "ejerza un verdadero control sobre las finanzas" de las instituciones, empresas públicas, partidos políticos y fundaciones. "La nueva Cámara debería garantizar su pluralidad e independencia con un nuevo sistema de nombramiento y ampliar su ámbito a sociedades mixtas como el Canal de Isabel II o Arpegio y partidos políticos así como sus fundaciones".

Pero los morados también quieren forzar una ley de contratos públicos que amplie "los controles internos en organizaciones que pese a ser pública se rigen por derecho privado". Aparte, su líder en la Asamblea ha dicho que está dispuesta a limitar los mandatos de los gobernantes, "eliminar los aforamientos de los diputados regionales" y "las puertas giratorias de los altos cargos", "incompatibilizar que alcaldes concejales puedan ser diputados"al igual que "una fiscalización completa de los partidos", los cuales deberían aceptar celebrar elecciones primarias para elegir a sus candidatos electorales.

No obstante, Ruiz-Huerta ha dicho que todos los problemas del partido celeste por los casos Gürtel, Lezo, Púnica y hasta el mismo Cifuentes, no son los únicos por los que la conservadora debe salir del cargo. "Madrid está en riesgo de quiebra técnica", se quejó.

Advierte de su quiebra

"Creemos que la atención sobre estos gravísimos asuntos no debe eclipsar los problemas endémicos de la Comunidad de Madrid, que van mucho más allá de la corrupción, y que tanto dolor están causando a los madrileños y madrileñas", señaló.

La candidata a tomar el puesto de presidenta de Madrid lamentó el modelo de recaudación fiscal y productivo de la Comunidad, la cual ha estado bajo el poder del PP desde 1995 y que a estas alturas ha llevado a la capital a una potencial quiebra.

"La base del modelo de gestión del Partido Popular, en nuestra Comunidad, es el endeudamiento", dijo. La política aseveró que la deuda privada para 2019, año en que termine el mandato de Cifuentes, superará los "36.000 millones de euros", que es nada menos que un 20% del PIB, según sus estimaciones.

"No se atreverá a subir porque no quiere decir quién pagará la deuda cuando el BCE endurezca las condiciones del crédito. No se atreve a dar la cara ante los madrileños para decirle que esa deuda la pagaremos con recortes, empeoramiento de las condiciones laborales y una subida del IVA. Por eso no sube. No porque desprecie la moción de censura, que le produce de todo menos indiferencia", criticó directamente a la presidenta.

La representante de Podemos propuso así una "amplia reforma fiscal" para el Gobierno de la capital, la cual no base su mayoría de ingresos en la "recaudación en el IRPF, que no grava la mayor parte de la riqueza de la región, que no está en las rentas del trabajo sino en activos financieros y patrimoniales" puesto que "son los bancos y los grandes tenedores los beneficiados de la política fiscal de su Gobierno".

"El 10% más rico gana 12 veces más que el 20% que menos lo hace", apuntó. "El 10% de las personas con mayor riqueza poseen 1.200 veces más que el 25% que menos tiene", añadió. "El grueso queda sin tributar en Madrid. Por eso Madrid necesita una amplia reforma fiscal", prosiguió en su defensa.

Esta reforma no tiene por qué ser forzosamente una "subida generalizada" de los impuestos. Dentro de la propuesta se incluyó algunos puntos como "recuperar el impuesto de Patrimonio y uno de Sucesiones" y "exento para la gran mayoría de la población, pero justo para los grandes patrimonios, que huya del dumping fiscal".

"Equiparemos los impuestos de Transmisiones Patrimoniales a los tipos modales estatales, introduciendo correcciones en función del patrimonio de origen", dijo. "Bajemos los impuestos a la mayoría social y subámoselos a los que más tienen", apuntó con ese discurso populachero que tanto gusta entre los suyos.

Por  último, la vocera cerró con una referencia clara a la Operación Lezo, que prácticamente es la que ha condenado al PP a enfrentar estas situaciones: "Solo por lo que han hecho con el agua merecen la reprobación. Son indignos de continuar en el Gobierno. En ningún Gobierno. Compraron a dos diputados mafiosos -una alusión al tamayaso- y luego han concurrido dopados a las elecciones. Han pagado sus confetis, fiestas y carteles con dinero negro".

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.