El planeta en cuarentena: así se atrinchera el mundo contra el coronavirus

Alejandro Giammattei, presidente de Guatemala, durante una comparecencia de prensa. / Twitter
Alejandro Giammattei, presidente de Guatemala, durante una comparecencia de prensa. / Twitter
MUNDIARIO conversa con personas de hasta seis países distintos para conocer qué medidas se toman en varios rincones del mundo ante el implacable avance del coronavirus. Son testimonios de residentes entrevistados por el periodista Héctor Morales.
El planeta en cuarentena: así se atrinchera el mundo contra el coronavirus

Poco más de tres meses han pasado desde que se desató el caos en Wuhan, China, y el mundo ha elevado las medidas de restricción y protección ante el brote mundial del Coronavirus. La pandemia, que cuenta ya por decenas de miles a sus víctimas mortales, ha llevado al planeta a vivir una situación que al inicio no era más que "una película de ciencia ficción", según llegó a decir Sandra Zampa, subsecretaria de Sanidad de Italia. 

1. Guatemala

Lo cuento en primera persona como guatemalteco. El primer caso se detectó el viernes 13 de marzo. Apenas un día después, el presidente ordenó cancelar eventos masivos y la suspensión de clases a todos los niveles educativos, tomando así un paso que en países como España e Italia se tardó mucho en dar. El país quedó en cuarentena, inicialmente, por 15 días. A día de hoy, los casos confirmados son 15 y han fallecido dos de ellos.

El país vive una tensa calma, pues de momento no se ha caído en el caos absoluto. Los supermercados todavía permanecen abiertos y están bien abastecidos, aunque para poder comprar algo se debe hacer fila pues las tiendas solo permiten un limitado número de clientes a la vez; así, por cada persona que abandona con sus compras hechas, la policía deja ingresar a otra. Como en muchos otros países, lo primero que se agotó fue el gel sanitario, aunque prácticamente todos los comercios que están abiertos tienen uno para sus clientes.

El domingo 22 de marzo, el presidente Alejandro Giammattei decretó toque de queda entre 16.00 y 4.00 horas. En apenas una tarde hubo casi medio centenar de detenidos que no quisieron respetar la orden. Es más, en un municipio de la provincia llamado Ipala, el alcalde ordenó soldar las puertas de la casa de una familia que había estado en Nueva York y, reticentes a acatar la cuarentena, organizaban fiestas en su casa con otros vecinos. El alcalde no tuvo miramientos y prácticamente los encerró a la fuerza. Por si no lo creen, aquí un vídeo de evidencia:

2. Nicaragua

Se han detectado ya dos casos, pero el segundo ha sido probablemente el más sonado por tratarse del dueño de un salón de belleza muy famoso, al punto que hasta la familia de Daniel Ortega, presidente del país, lo frecuentaba. No obstante, el Gobierno al dar la noticia, "se saltó la confidencialidad y dijeron también que tiene VIH", relata Jennifer Martínez, de Chinandega. "Ayer hubo un escándalo porque la asistente del dueño del dichoso salón presentaba los síntomas y la dejaron toda una noche sin comida encerrada en un cuarto con otras personas posiblemente enfermas, de las cuales el gobierno no ha dado información", prosigue. Así, Managua da a sus posibles contagiados el trato que usualmente se le da a presos políticos.

Lo peor de todo es que el gobierno no solo no ha ordenado ninguna cuarentena, sino que encima "el Ministerio de Salud prohibió el uso de mascarillas" y, rematando la broma, el circo sandinista ha "programado actividades culturales multitudinarias" a las que asiste fielmente su núcleo de seguidores. Si hay cuarentena "es porque la misma ciudadanía la ha convocado", relata Martínez, fuente de toda esta información.

Por si todo fuera poco, la esposa del presidente, y vicepresidenta del país por obra y gracia del amor, Rosario Murillo, ha anunciado "que van a meter en lugares secretos a las personas infectadas", según comunica esta emprendedora local y madre de una niña de dos años. En otras palabras, Nicaragua está desapareciendo a sus potenciales contagiados

3. Panamá

Para el domingo 22 de marzo, el país canalero tenía ya 313 casos confirmados, relata Arcenio Becker, residente de la Ciudad de Panamá. "El Gobierno inició con el cerco sanitario en las provincias para evitar que se propagara. A la vez, las empresas cerraron para que sus empleados trabajaran desde casa. No hay, de momento, transporte público a nivel nacional", explica.

Así, Becker comenta que "en este momento todos estamos en cuarentena. Lo único que está habilitado en el país son las empresas de producción, los supermercados y las farmacias". Con el país detenido, los hospitales, hoy por hoy, "aún están dentro de su capacidad". Como sea, Laurentino Cortizo, presidente del país, ha ordenado la construcción de un hospital modular, aunque éste podrá recibir solamente a 100 pacientes.

En cuanto a lo esencial para sobrevivir, Becker argumenta que "en la capital de Panamá de momento los supermercados están bien abastecidos, pero en la provincia muchas personas se quejan de que ciertos productos se han agotado".

4. Brasil

Desde el Estado de Goiana, Ygor Terra dos Santos nos confirma que el país ha entrado en cuarentena desde el 17 de marzo. De momento, la situación está ligeramente controlada, al menos en Goias, donde reside. "La cuarentena, inicialmente, durará solo 15 días, pero lo más probable es que se extienda por tiempo indefinido", explica Terra. En un país tan grande, la crisis cambia dependiendo del lugar, pues "algunos estados sí que han declarado el estado de calamidad".

"Los centros comerciales y grandes negocios están totalmente cerrados; los restaurantes se mantienen abiertos pero solo para comprar para llevar y ordenar a domicilio", prosigue. Las medidas de su gobierno local, hasta el momento, han funcionado, pues se han detectado tan solo 20 casos (de los 1546 en el país) y ninguno ha muerto. Eso sí, advierte que "de momento estamos llegando a la primera curva del camino y hay campañas para impedir que la gente salga de casa para no llegar al punto de Italia, en donde se decide quién vive y quién no".

En cuanto al abastecimiento de productos básicos, Terra explica que "todavía hay suficiente para todos, aunque hay gente que está comprando demasiado, como si fuera el fin del mundo".

5. Pakistán

Tomando en cuenta que se trata de un país asiático, la situación está bastante bien de momento. De acuerdo a Muhamad Faisal Memon, residente de Karachi, en la región de Sind, "el Gobierno ha dado pasos excelentes para controlar la pandemia. La cuarentena se decretó desde hace días y las autoridades gubernamentales proveen con comida y otros víveres esenciales a la gente, hasta las puertas de sus casas".

"Hasta el momento se han detectado muchos casos, pero ninguno ha muerto", prosigue Memon. No obstante, el país vive también bajo la tensión de que algunas personas "no acatan las órdenes, y es por ellas que el Gobierno ha ido endureciendo de a poco las medidas". Como sea, remata, "la situación está bajo control".

6. Indonesia

El gran archipiélago reporta ya 514 casos y 48 muertos, de acuerdo a Dedi Irwan Bin Hersan, residente de Yakarta, capital del país. "El Gobierno se prepara para pruebas masivas por el virus y para limitar los movimientos, pero no han decretado cuarentena ni mucho menos", explica Bin Hersan.

Eso sí, pese a que no hay anuncio oficial del Gobierno en cuanto a medidas para evitar que el brote se salga de control, lo cierto es que ya hay señas de pánico en la población. "La gente compra descontroladamente, especialmente productos de salud. Mascarillas y gel sanitario, por ejemplo, están casi agotados y, donde los hay, los precios se han disparado", prosigue en su relato. "Los restaurantes están todavía abiertos, pero solo para llevar, de ninguna forma se permite comer en los locales".

Entre la población existe la idea de que el Gobierno pudo haber hecho más para evitar llegar a este estado de facto de pánico. "La idea general es que el Ejecutivo se tardó demasiado en tomar medidas y mucho más en detectar el primer caso", explica.

7. Alemania

Es uno de los países que tiene asombrados a la comunidad internacional. Pese a ser vecino de países con altos índices de infectados, como Italia o Francia, la potencia de facto de la Unión Europea se mantiene casi inmune. Rodrigo Romanini, residente de Hamburgo, la segunda ciudad en población del país, relata que se han decretado "restricciones para salir de casa, lo que quiere decir que no podemos reunirnos con más de una persona a la vez y que no podemos salir a no ser que sea para algo esencial".

Como en todos los rincones del mundo, los alemanes han entrado en pánico en sus compras. "Los supermercados empiezan a quedarse sin papel higiénico, arroz, pasta, azúcar, leche, huevos, harina, azúcar y sal. Tal vez no todos", dice Romanini, "pero esa es la tendencia en casi todos". Eso sí, la cuarentena general tardará mucho en ejecutarse, o al menos más que en otros países.

Y es que en Alemania "hay una ley federal que dicta que una medida de esa envergadura se tomará estado por estado", es decir, las 16 entidades que componen esta República Federal deberán decidir cuándo echan el cierre, sin que Angela Merkel pueda decidir por ellos, como ha pasado con los gobiernos centrales de Francia, España, Italia, etc. Las empresas, no obstante, han autorizado a sus empleados que trabajen desde casa hasta al menos el 20 de abril próximo. @mundiario

El planeta en cuarentena: así se atrinchera el mundo contra el coronavirus
Comentarios