361314

Un periodista francés desató las burlas contra el ministro marroquí de Comunicación

El ministro de Comunicación marroquí. / Mundiario.
El ministro de Comunicación marroquí. / Mundiario.

"Esperamos de usted respuestas claras y verdaderas y no frases inconexas que solemos oír oficialmente". Así empezó el periodista francés Emmanuel Faux su debate con El Khalfi. 

Un periodista francés desató las burlas contra el ministro marroquí de Comunicación

"Esperamos de usted respuestas claras y verdaderas y no frases inconexas que solemos oír oficialmente". Así empezó el periodista francés Emmanuel Faux su debate con El Khalfi. 

Nunca se le pasó por la cabeza al ministro de Comunicación marroquí, Mustapha El Khalfi, que su intervención en la radio francesa Europa 1 con un idioma francés mediano, en el marco del reinicio de la relaciones bilaterales tras una larga suspensión de la colaboración judicial entre los dos países, le va a amargar la vida y traer una ráfaga de críticas y burlas en las redes sociales, donde los comentaristas se comparten entre la ironía y la indignación.

"Esperamos de usted respuestas claras y verdaderas y no frases inconexas que solíamos oír oficialmente". Así empezó el periodista francés Emmanuel Faux su debate con el ministro. La primera pregunta que le dirigió: "¿A vuestro parecer, se debe reunirse con el presidente sirio Bashar El Assad?", pregunta a la que contestó El Khalfi empleando una frase negativa: “Marruecos no puede hacer comentarios sobre asuntos que corresponden a otros países como Francia ".

Lo notable era que un astuto Emmanuel no deja que sus preguntas pasen desapercibidas, ya que repitió varias veces la misma interrogación con el fin de saber la opinión del ministro, pero este último se contentó con un “Ya está claro” repetido con frecuencia, y el reportero le replicó " ¿No  puede usted responder a mi pregunta?, Mustapha se siente cada vez molestado y se puso a enrojecer. Pese a todo ello, no deja de reiterar sus "claro" tres veces más, antes de concluir una vez más: "Está claro".

Una vez en el meollo del debate, cuando el periodista suscitó el tema de la reconciliación entre Marruecos y Francia tras una larga ruptura diplomática, Mustapha El Khalfi prefiere desviar las preguntas. "Tenemos que fijarnos en el futuro", responde cuando el reportero le pidió que explicase los motivos de esta ruptura. "Mira, la clave para nosotros es el futuro", advirtió El Khalfi, negándose a comentar o dar explicaciones de la crisis entre los dos países.

"Yo espero que tengamos un diálogo bastante simétrico" continúa Emmanuel Faux recordándole de las acusaciones de tortura a las que fue sometido un boxeador marroquí  que luego presentó una denuncia contra Abdellatif Hammouchi, el jefe de los servicios secretos marroquíes, acusándole de la tortura. Después, las autoridades francesas intentaron detener al dicho jefe durante su estancia en la casa del embajador marroquí en Francia, algo que provocó una crisis diplomática y la suspensión de la colaboración judicial marroquí-francesa.

"Se oscurece esta página como si nunca hubiera existido, ¿usted piensa que esto es posible en la historia de la diplomacia? ", se pregunta el periodista. El Khalfi, " Lo que me dices corresponde a los historiadores, para nosotros hemos de centrarnos en el porvenir basado en el respeto mutuo". Sin embargo, parece que la entrevista de doce minutos continúa en el mismo tono dando vueltas en el mismo circulo, en referencia al futuro y negarse hablar del pasado que produjo todo este dilema, sobre todo en lo referente a Abdellatif Hammouchi que luego fue condecorado por Francia.

En las redes sociales, desde la publicación del video en el canal de YouTube de la radio francesa Europa1, las reacciones se fusionan, y son generalmente negativas puesto que  todos los usuarios están enojados y sorprendidos de un ministro de Comunicación que no fue capaz de ser comunicativo y contestar las preguntas del periodista francés.

“La culpa no es del Ministro El Khalfi ni del idioma francés sino de la normalización con la mentira que dice que El Gobierno es el que manda. El problema radica en aceptar intervenir ante un periodista francés sobre tema que superan al responsable político El Khalfi, al presidente del gobierno y al gobierno en su globalidad” comenta el activista y el periodista Rachid Elbelghiti.

Por lo visto, El Khalfi no representa realmente su cargo y se ve que no se le permite pronunciar sobre ningún asunto sin recibir las altas instrucciones de otras partes.

Un periodista francés desató las burlas contra el ministro marroquí de Comunicación
Comentarios