"Sin periodismo no hay democracia. De eso se trata”, dice Miguel Ángel Noceda

Miguel Ángel Noceda. / Mundiario
Miguel Ángel Noceda. / Mundiario

Así lo afirmó el nuevo presidente de la FAPE en su intervención ante la LXXXI Asamblea General.

"Sin periodismo no hay democracia. De eso se trata”, dice Miguel Ángel Noceda

“Hace unos años, la FAPE eligió un acertado eslogan: Sin periodismo no hay democracia. De eso se trata”, ha afirmado Miguel Ángel Noceda en su intervención ante la LXXXI Asamblea Genera de la Federación de Asociaciones de la Prensa, en la que  su candidatura ha sido la única  en optar a la renovación de la junta directiva. Sustituye en la presidencia a Nemesio Rodríguez López, quien, tras cuatro años al frente de la FAPE, no ha optado a la reelección.

Nacido en Comillas (Cantabria), Noceda es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Especializado en información económica, comenzó en la revista Mercado en 1979. En 1985 pasó al diario económico Cinco Días y en 1988 formó parte del equipo fundador de La Gaceta de los Negocios. Desde octubre de 1989 hasta enero de 2022, ha formado parte de la plantilla de El País, donde ha sido redactor jefe y corresponsal de Economía.

Miguel Ángel Noceda presidió la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) entre 2002 y 2007. Dirige los cursos de Economía para periodistas de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y el máster de Economía que organiza la APIE. Ha escrito los libros Radiografía del empresariado español (Catarata) y La Economía de la democracia (Espasa), éste en colaboración con los exministros Carlos Solchaga, Pedro Solbes y Luis de Guindos. Recibió el premio Carlos Humanes de Periodismo Económico en 2019. Es directivo de la Asociación de la Prensa de Madrid desde mayo de 2008, y ocupa la vicepresidencia 3.ª para Asuntos Económicos de esta organización desde diciembre de 2011.

La nueva junta de la FAPE la componen: Francisco Javier Galán (tesorero), Esther Aniento (vocal), Noa de la Torre (vicepresidenta tercera), Lola Gallardo (vocal), Miguel Ángel Noceda (presidente), Aurelio Martín (vicepresidente primero), Carolina Fernández (vicepresidenta segunda), María Jesús Chao (vicesecretaria general) y Luis Menéndez (vocal). En esta foto faltan Amancio Fernández (secretario general) y Ana Isabel Díez (vocal).

Nueva Junta Directiva de la FAPE. De izquierda a derecha: Francisco Javier Galán (tesorero), Esther Aniento (vocal), Noa de la Torre (vicepresidenta tercera), Lola Gallardo (vocal), Miguel Ángel Noceda (presidente), Aurelio Martín (vicepresidente primero), Carolina Fernández (vicepresidenta segunda), María Jesús Chao (vicesecretaria general) y Luis Menéndez (vocal). Faltan en la imagen Amancio Fernández (secretario general) y Ana Isabel Díez (vocal)

Junta directiva de la FAPE.

Noceda denuncia el fomento de campañas de intimidación con “el objetivo perverso” de hacer callar a los periodistas

“Asumo este cargo con el objetivo de defender la profesión y abrir el debate a todas las cuestiones que se susciten desde las distintas asociaciones”, ha dicho Miguel Ángel Noceda tras su proclamación. En su intervención, Noceda ha comparado la actual situación de la profesión con la que vivían los que la ejercían hace 100 años, en 1922, cuando se fundó la FAPE. “Resulta inevitable hacer paralelismos con lo que ocurría hace un siglo. Reconocida la profesión, con facultades que la enseñan y masters que la enriquecen, la precariedad se ha vuelto a configurar como una de las lacras del periodismo”, ha dicho.

El nuevo presidente de la FAPE ha recordado cómo la coincidencia del cambio de modelo (del soporte papel al soporte digital) con la crisis de la Gran Recesión desató una cadena de adversidades que luego aumentaron con la pandemia, y que conllevaron la caída drástica de la publicidad, principal fuente de ingresos. Este cúmulo de circunstancias, ha explicado Miguel Ángel Noceda, ha dado lugar a ajustes de plantillas y recortes salariales, contrataciones a la baja, reducción de la independencia y, en paralelo, a malas prácticas periodísticas (desinformación, trincherismo, discriminación…) derivadas de la proliferación de medios digitales y el abuso de las redes sociales. “El todo vale que practican alguno de esos medios (o pseudomedios) y la interpretación errónea de las redes sociales, que hacen creer a muchos ciudadanos que pueden hacer pinitos periodísticos con un tuit, ha fomentado un mal de esta época: las noticias falsas, que lamentablemente arrastran a otros medios más serios”. También ha denunciado Noceda el fomento de campañas de intimidación con “el objetivo perverso” de hacer callar a los periodistas, “lo que redunda en silenciar informaciones y la autocensura y, en definitiva, la erosión de la democracia”.

Tras señalar que una reciente encuesta publicada por el CIS desvelaba que el 11,4% de la población culpa a los periodistas de la crispación (y no es un consuelo que a los políticos les atribuyan un 54%), Miguel Ángel Noceda ha afirmado que “hace falta impulsar una regeneración ética del periodismo para recuperar la confianza de los ciudadanos y garantizar el derecho a la información”. “Tenemos como asignatura pendiente reducir ese porcentaje y hacer que los ciudadanos crean que merece la pena pagar por la información que reciben, ya sea por medios digitales o tradicionales”, ha añadido. Noceda no ha querido terminar su primera intervención como presidente de la FAPE sin hacer un homenaje a los periodistas que cubren la guerra de Ucrania y, sobre todo, a los que han perdido la vida, al igual que ha querido homenajear a los periodistas mexicanos, que sufren a diario el acoso y entre los que muchos pagan con la muerte el ejercicio de la palabra. @mundiario

"Sin periodismo no hay democracia. De eso se trata”, dice Miguel Ángel Noceda
Comentarios