Buscar

MUNDIARIO

Pérez de los Cobos fue despedido por “no informar del desarrollo de investigaciones”

Un documento, que recoge El Confidencial,  clasificado como “reservado”, compromete a la cúpula del Ministerio y deja por fuera la versión del Gobierno sobre el cese del coronel, el pasado domingo 24 de mayo por la noche.

Pérez de los Cobos fue despedido por “no informar del desarrollo de investigaciones”
Fernándo Grande-Marlaska. / Mundiario
Fernándo Grande-Marlaska. / Mundiario

Firma

Maira Perozo

Maira Perozo

La autora, MAIRA PEROZO, es periodista. Colabora en MUNDIARIO, donde también coordina MUNDIEDICIONES. Tiene experiencia en el área política, pero también como asesora y moderadora de programas de televisión. @mundiario

Los hechos que conllevaron a la destitución del coronel Diego Pérez de los Cobos, siguen saliendo a la luz. De acuerdo con un informe publicado por el Confidencial, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, habría cesado al coronel de la Guardia Civil de Madrid, Diego Pérez de los Cobos, por oponerse a filtrarle las diligencias judiciales sobre el 8-M.

De hecho, la directora general del cuerpo, María Gámez, reconoció por escrito que el mando fue relevado por “no informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil, en el marco operativo y de Policía Judicial, con fines de conocimiento”.


También te puede interesar

La juez del 8-M censura a la Abogacía por estar un mes sin recoger la documentación


Asimismo, el documento clasificado como “reservado”, que recoge El Confidencial, compromete a la cúpula del Ministerio y deja por fuera la versión del Gobierno sobre el cese del coronel, el pasado domingo 24 de mayo por la noche.

Hecho ocurrido, solo unas horas después de que la Policía Judicial de la Guardia Civil de Madrid remitiera un informe al Juzgado de Instrucción número 51 de Plaza de Castilla que cuestionaba la celebración de la marcha del 8-M y otros 129 actos multitudinarios en plena crisis del coronavirus.

Sobre el tema, Marlaska negó el pasado martes que dicha destitución de Pérez de los Cobos estuviera vinculada a esa causa y aseguró que respondía a una simple “reestructuración” de equipos para darle “un impulso a la Guardia Civil”.

Pero los hechos demuestran lo contrario. La responsable del Instituto Armado, que es la competente para proponer el cese de un mando según la Ley de Personal de la Guardia Civil 29/2014, argumentó la sustitución de Pérez de los Cobos por la “pérdida de confianza de esta Dirección General y del Equipo de Dirección del Ministerio del Interior”.

La directora del cuerpo envió su propuesta al secretario de Estado de Seguridad del Ministerio, Rafael Pérez, a las 22.14 horas del domingo 24 de mayo, como aparece justo al final del documento. El número dos del ministro, juez de carrera al igual que él, firmó mostrando acuerdo inmediaro con el cese de las funciones. De esta forma, cuando Gámez llamó a Pérez de los Cobos ese mismo día a las 22.30 horas para reprocharle que no le hubiera informado sobre la existencia del atestado de la Guardia Civil ni sobre su contenido, en realidad, el coronel ya llevaba un cuarto de hora destituido.

Los agentes de las Fuerzas de Seguridad que trabajan en funciones de Policía Judicial tienen la obligación de guardar el secreto de las actuaciones en las que estén inmersos y reportar su contenido únicamente a los jueces instructores.

La responsable del procedimiento sobre el 8-M y otros actos multitudinarios celebrados en esos primeros días de marzo, la jueza Carmen Rodríguez-Medel, exigió a los agentes de Policía Judicial asignados a la causa al comienzo de las diligencias que mantuvieran la “rigurosa reserva” de la información y solo trataran con ella los avances que se produjeran en el curso de sus indagaciones.

El lunes 25 de mayo, tras conocerse la destitución de Pérez de los Cobos, responsable orgánico hasta ese momento de la unidad investigadora, la instructora envió una carta a Interior para reiterarle a Grande-Marlaska la obligación de la Policía Judicial de mantener el secreto de las investigaciones, en el caso del 8-M y en cualquier otro procedimiento. @mundiario