¿Pena de muerte para combatir el narcotráfico?

trump_opt
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / RR SS

Luego de proponer armar a los profesores para evitar las masacres en las escuelas, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha lanzado otra de sus polémicas soluciones contra las crisis: mano dura contra los narcos. 

¿Pena de muerte para combatir el narcotráfico?

Donald Trump vuelve a ser centro de debate por una de sus polémicas propuestas. Luego de proponer armar a los profesores para evitar las masacres en las escuelas, el presidente de Estados Unidos, ha lanzado otra de sus características soluciones contra las crisis: mano dura contra los narcos. El inquilino de la Casa Blanca ha abierto la puerta a la posibilidad de castigar con la pena de muerte para combatir el narcotráfico.

De la treintena de países donde la ley establece la pena de muerte para ciertos delitos relacionados con el tráfico de drogas, solo siete de ellos, incluidos China, Irán, Arabia Saudita, Singapur e Indonesia, recurren a esta con frecuencia.

El magnate neoyorquino ha aprovechado la presentación de su plan de lucha contra los opiáceos, causantes de decenas de miles de muertes por sobredosis cada año en la nación norteamericana, para lanzar formalmente su disposición a alentar el uso de la pena de muerte contra ciertos traficantes de drogas. "Si no somos duros con los narcotraficantes, estamos perdiendo el tiempo (...) y esta dureza incluye la pena de muerte", dijo Trump este lunes en Mánchester, New Hampshire.

La posibilidad, por supuesto, ha abierto la puerta a un intenso debate. La realidad es que la implementación, alcance y eficacia de la medida son objeto de muchas dudas. De hecho, el Ejecutivo se ha mostrado evasivo acerca de los casos concretos en los que la pena podría ser aplicable o no. "El Departamento de Justicia solicitará la pena de muerte contra los traficantes de droga siempre que sea posible según las leyes existentes", subrayó la Casa Blanca al presentar las grandes líneas del plan antes del discurso presidencial.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / gq.com

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / gq.com

La propuesta de Trump ha sido criticada por distintos frentes. La subdirectora de la oficina de Washington de la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos, Jesselyn McCurdy, afirmó que la propuesta del mandatario es "absurda". "El tráfico de drogas no es un delito por el cual alguien puede recibir la pena de muerte", dijo. 

En este punto vale la pena destacar que Estados Unidos forma parte de la treintena de países en el mundo donde la ley establece la pena de muerte para ciertos delitos relacionados con el tráfico de drogas. Sin embargo, también existen precedentes en la Corte Suprema que han impuesto restricciones al uso de la pena cuando la persona declarada culpable no cometió asesinato. Por lo que la solicitud de Trump podría encontrar en un limbo judicial.

El plan suena arriesgado y el inquilino de la Casa Blanca lo sabe a la perfección. "Tal vez nuestro país no está listo para eso... y puedo entenderlo", señaló Trump en su discurso. "Aunque personalmente no pueda entenderlo", concluyó –una vez más- en forma contradictoria. @mundiario 

¿Pena de muerte para combatir el narcotráfico?
Comentarios