Buscar

MUNDIARIO

Pelosi reactiva el impeachment contra Trump para que se discuta en el Senado

La jefa de la Cámara de Representantes prepara el documento, cuyo artículos se piensa destituir al presidente, para enviarlo a la Cámara Alta. 
Pelosi reactiva el impeachment contra Trump para que se discuta en el Senado
Nancy Pelosi (centro), jefa de la Cámara Baja de Estados Unidos, rodeada de legisladores demócratas. / Twitter
Nancy Pelosi (centro), jefa de la Cámara Baja de Estados Unidos, rodeada de legisladores demócratas. / Twitter

A pesar de que la tensión con Irán acapara la coyuntura de la política norteamericana, la situación de Donald Trump por el escándalo de Ucrania aún sigue latente. La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, prepara el documento final con los cargos para iniciar el debate del impeachment o juicio político contra el presidente en el Senado. 

En una carta enviada a los republicanos, Pelosi ha informado de que la próxima semana se prepararán para el nombramiento de los gestores del proceso y el envío de la acusación contra el inquilino de la Casa Blanca a la Cámara alta. Ese será el escenario final donde se abordará si Trump cometió abuso de poder y bloqueo a la justicia. 

"Durante semanas, el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, ha estado inmerso en tácticas dilatorias" que suponen una falta de "transparencia", así como "un desprecio al interés del pueblo estadounidense en que haya un juicio justo", ha criticado Pelosi en su misiva al grupo parlamentario que respalda al magnate neuyorkino.

El pasado 18 de diciembre la Cámara alta votó a favor de acusar de dos cargos a Trump, abuso de poder y obstrucción al Congreso, gracias a la mayoría demócrata, a raíz del escándalo de Ucrania. Superada esa instancia, el caso debía pasar al Senado, donde los republicanos tiene mayoría a comparación de los demócratas. 

Pelosi decidió dejar en suspenso el proceso, al no enviar la acusación a la Cámara alta, y tratar de presionar para un acuerdo para que les dé garantías de un juicio imparcial y permita, por ejemplo, la comparecencia de testigos clave, algo que los republicanos rechazan. 

Sin embargo, el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, advirtió de que tenía los 51 votos necesarios para empezar el juicio con la idea de dejar la decisión de solicitar testimonios o documentos para una segunda fase del proceso, pasadas ya las exposiciones iniciales.  Ese mismo procedimiento pasó con el impeachment a Bill Clinton. Pero en el caso del expresidente hubo varios testigos y disposición del acusado a declarar. Una situación diferente con Trump.

Como sea, Trump es el tercer presidente de Estados Unidos que deberá pasar por un juicio político en el Senado por presuntamente haber presionado a su homólogo de Ucrania, Volodímir Zelenski, para que investigue al hijo de su posible rival demócrata en las elecciones de noviembre, Joe Biden. @mundiario