Buscar

MUNDIARIO

Pedro Sánchez: “El Gobierno ha sido transparente con las cifras de fallecidos”

El estado de alarma fue un instrumento que tuvo más efectos negativos que positivos, pues contrajo la economía a partir del confinamiento.
Pedro Sánchez: “El Gobierno ha sido transparente con las cifras de fallecidos”
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez / AS.
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez / AS.

La pandemia del coronavirus ha puesto a prueba la capacidad del Gobierno español para mantener un discurso coherente en torno a la crisis más grave que ha sacudido al país desde la Gran Recesión de 2008. Hasta ahora, no se tiene prueba de que el Estado haya manejado algún tipo de subregistro de estadísticas de contagiados y muertes por coronavirus ni siquiera en esta etapa de aparente control y mitigación de la crisis. 

Sin embargo, tampoco se tuvo ningún subregistro durante la etapa más dura de los contagios y la propagación de la Covid-19. Y es que el presidente Pedro Sánchez, ha asegurado este jueves que su Gobierno ha sido “absolutamente transparente” con las cifras de fallecidos por el coronavirus y ha advertido de que “solo será posible aproximarse al número exacto cuando pase la pandemia y se haga un estudio riguroso y sosegado”.


Quizás también te interese:

El Ejecutivo aprobará un fondo de rescate de 10.000 millones y 40.000 millones más en créditos


Esto implica que desde el Estado existe una perspectiva de transparencia hacia un acervo estadístico que, si se maneja con negligencia e ineficacia, podría incidir en eventuales nuevos rebrotes como los que ya se están produciendo en algunas comunidades autónomas del país. 

En una entrevista ofrecida a La Sexta, Sánchez ha admitido que “ahora que se dispone de mucha más información es evidente que se llegó tarde al decretar la alarma y se tenía que haber hecho mucho antes”, pero el mandatario también ha defendido que “la medida se tomó cuando se debía tomar según los datos de que se disponía en ese momento”. 

Por lo tanto, el estado de alarma fue un instrumento que tuvo más efectos negativos que positivos, pues contrajo la economía a partir del confinamiento y, si bien ayudó a evitar que el país se convirtiera en el epicentro europeo y mundial de la pandemia, su expiración ha desencadenado nuevos rebrotes a medida que la economía se reactiva por los efectos traumáticos de esa medida que cambió todo el sistema de vida, el tejido socioeconómico y la dinámica civil cotidiana de España. @mundiario