Buscar

MUNDIARIO

Pedro Sánchez advierte de que la abstención puede dar la victoria al "extremismo"

El líder socialista alerta de una abstención que, de hecho, ya le pasó factura en Andalucía haciéndole perder la Junta casi 40 años después. "Apelamos no sólo a la España de izquierdas y progresista. Tenemos que apelar a la España moderada, sensata, cabal", ha dicho el jefe del Ejecutivo.

Pedro Sánchez advierte de que la abstención puede dar la victoria al "extremismo"
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. / @PSOE
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. / @PSOE

Firma

Andrés Piedrafita

Andrés Piedrafita

El autor, ANDRÉS PIEDRAFITA, colabora en varias secciones de MUNDIARIO, donde fue coordinador general entre febrero y abril de 2019. @mundiario

Pedro Sánchez tiene claro que uno de los mayores –y peores– obstáculos que debe sortear el PSOE de cara a las elecciones del 28 de abril es la desmovilización de la izquierda, sobre todo para plantar cara a una derecha que desde ya se ha mostrado muy activa. Por tal motivo, el presidente del Gobierno no sólo ha apelado al voto progresista, sino también al de centro y, en general, al de "todos los ciudadanos que quieran conquistar el futuro y no regresar al pasado", según ha dicho en un acto multitudinario en Mérida junto al presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara.

Allí, frente a unas 2.000 personas, Sánchez ha advertido de que "si no hay movilización, la abstención puede dar el triunfo al extremismo". Alerta, pues, el líder socialista, de una abstención que, de hecho, ya le pasó factura en Andalucía haciéndole perder la Junta casi 40 años después. "Apelamos no sólo a la España de izquierdas y progresista. Tenemos que apelar a la España moderada, sensata, cabal", ha dicho el jefe del Ejecutivo, remarcando que "la amenaza ya existe, la vemos en Europa y otras partes del mundo", en referencia al asentamiento de la extrema derecha en la UE y su llegada al poder en Brasil.


Quizás también te interesa:

Sánchez entiende que, no obstante, necesita tiempo para levantar el ánimo de sus votantes y urgirles, pues, a despertar e ir a votar. Pero el presidente del Gobierno sabe que, además, necesita y quiere dar la batalla por ese sector que va más allá de sus electores más clásicos. Para ello, uno de los alicientes de los que se valdrá el PSOE será la instantánea de Casado y Rivera con el líder de Vox, Abascal, en la manifestación de Colón, además, por supuesto del rechazo de Ciudadanos, PP y los independentistas catalanes a los Presupuestos Generales.

"Se funden con la ultraderecha y por ahí no vamos a pasar. El 28 de abril tenemos que dar la espalda a la crispación y a una derecha que se ha mirado al ombligo", asevera Sánchez. Al tiempo, el presidente del Gobierno ha reivindicado el legado de su Ejecutivo. "En estos ocho meses hemos hecho mucho por la justicia social que en los últimos siete años de gobierno popular", ha sostenido el mandatario español, recordando la subida del SMI a 900 euros, la recuperación de la universalización de la sanidad pública o el reciente proyecto de reforma educativa "para acabar con una ley pésima como la de la Lomce".

Sánchez ha afirmado que "hemos hecho muchas cosas", al tiempo que ha lamentado que, sin embargo, "hay muchas otras que no nos han dejado hacer". @mundiario