Sánchez acusa de miedosos a los secesionistas por vetar a Iceta para el Senado

Pedro Sánchez, presidente de Gobierno. / Twitter
Pedro Sánchez, presidente de Gobierno. / Twitter

El presidente de Gobierno tensa el alambre con la CUP, ERC y JxCat, los tres partidos que han vetado al líder socialista catalán, Miquel Iceta, como próximo presidente del Senado. “No es un veto a Iceta, sino a la convivencia y el diálogo”, advierte Sánchez a los secesionistas.

Sánchez acusa de miedosos a los secesionistas por vetar a Iceta para el Senado

Pedro Sánchez ha acusado a los partidos independentistas de tener miedo a arreglar los problemas. El presidente de Gobierno ha quedado dolido después de que ERC, Junts per Catalunya y la CUP se las ingeniaran para evitar que el líder socialista catalán, Miquel Iceta, asumiera la presidencia del Senado. Para Sánchez, este veto representa "un veto a la convivencia, el entendimiento y el diálogo".

En la víspera, el triunvirato de partidos secesionistas logró bloquear el nombramiento de Iceta como senador autonómico, con lo que también se encargaron de frenar en seco su llegada al Senado nacional y su posterior nombramiento como presidente del mismo, tal y como tenía contemplado el líder del PSOE. Iceta es uno de los caballeros de la mesa redonda del presidente, alguien de su total confianza y, sobre todo, su gran apuesta para que la comunidad se sintiera representada en Madrid. El golpe dado por los nacionalistas fue entendido por el líder del ejecutivo como un veto "a la convivencia, al entendimiento y al diálogo. Demuestran tener miedo a las soluciones, al diálogo".

El presidente entiende que el miedo de las tres agrupaciones viene de que son incapaces de "decirles a quienes creyeron en ellos que la independencia no va a ser posible, y que la única alternativa es la Constitución y la vía estatutaria, que es lo que defiende el PSOE". En una movida un tanto arriesgada, Sánchez amenazó con insistir en la línea de lo que él mismo ha llamado como "convivencia", pese a que ha quedado claro que es él el único que apuesta por la misma.

El Partido Nacionalista Vasco, mediante Andoni Ortuzar, ha intentado también hacer un llamado a la reflexión a los catalanes. Ortuzar explica que la presencia de un catalán en el Senado puede hacer que la Cámara Alta se olvide del artículo 155, y poner en marcha en su lugar un proceso de "diálogo y reconciliación".

Justo el martes los tres grandes partidos independentistas habían decicido bloquear de forma unísona el ascenso de Iceta al Senado catalán. La medida fue tomada de forma independiente por cada agrupación. El secretario general del PSC, filial del PSOE en Cataluña, cuenta de momento solo con el apoyo de los comunes y de su bancada, lo que le asegura 25 votos nada más en la sesión del Parlament en la que se deliberaría su ascenso. Iceta no ha caído en las tentaciones que le han puesto los partidos en esta semana, como cuando Esquerra Republicana le dijo que cambiaría de voto si tenía algún gesto con los independentistas, como visitar a los presos políticos en la cárcel. El jefe socialista se negó a aquello y tensó más la cuerda. @mundiario

Sánchez acusa de miedosos a los secesionistas por vetar a Iceta para el Senado
Comentarios