¿Acertará la mano que mece la cuna en los medios o se estrellará?

Alberto Núñez Feijóo y Jordi Évole. / La Sexta
Alberto Núñez Feijóo y Jordi Évole. / La Sexta

Comenzó el nuevo programa de Cristina Pardo en La Sexta: Malas compañías. El tema que tocaron: los ERE en Andalucía, de una manera light, sabiendo que La Sexta sabe cómo exprimir determinadas noticias… ¿Estará cambiando algo? ¿Empezarán los populares a reaccionar?

¿Acertará la mano que mece la cuna en los medios o se estrellará?

Poco a poco, ya voy entendiendo cómo va eso del control político de los medios de comunicación, y no solo de los públicos, sino también de los subvencionados y de los muy endeudados... Me cuentan los problemas que tienen algunos medios para contar lo que descubren, me explican también cuáles son las trampas para que se note lo menos posible. Tranquilos, que no seré yo la que descubra ni diga nada nuevo. Sin embargo, extraigo una conclusión que convierto en pregunta a quien corresponda: ¿por qué no se defiende el Partido Popular? Los populares tienen claro que es así, y que esto habría que cambiarlo, pero no lo cambian. El Gobierno acepta comisiones de investigación de cualquiera que lo proponga, en todas lo pasan fatal y de todas salen con victorias a los puntos o combate nulo. También nos podríamos preguntar para qué sirven entonces.

¿Por qué no se defienden, por ejemplo atacando? Qué fácil sería, pedírselas también al resto de partidos constitucionalistas y por supuesto a los anti-constitucionalistas. Todos deben de explicar su forma de financiarse. Cambia la cantidad y los nombres, pero no el sistema, así que estoy segura de que todos tienen mucho que ocultar. Levantemos todas las alfombras. Abramos todas las ventanas.

El silencio popular solo hace pensar que existe un pacto de no agresión, aquello de "entre bomberos no nos pisemos la manguera", pero nadie lo respeta salvo ellos, los populares.

El actual Gobierno decidió mantener 'vivos' medios de comunicación supuestamente adversos y en graves dificultades financieras

Después, está el poder de la prensa. Me explicaron también cómo va todo esto. Supe hace poco que el actual Gobierno decidió mantener vivos medios de comunicación supuestamente adversos y en graves dificultades financieras, cosa que me alegra, pero que no me impide preguntarme si otros lo harían. Parece que se conformó con poner periodistas amigos que escriben o hablan al dictado. Lo malo es que a veces, defendiendo lo indefendible, nos ponemos colorados hasta los lectores y los telespectadores. Lo hicieron convencidos de que sus adversarios caerían solitos al estrellarse en las urnas. Un plan que convenció a Rajoy, propio de un asesor hoy jubilado. Claro está, no sirvió de nada y hasta la fecha solo se habla de una parte de la corrupción, la popular, qué casualidad… Y además algunos de esos medios están cada vez mas posicionados tanto en el plano económico/comercial como en las audiencias. También sé quien es la encargada del Gobierno de solucionarlo, con plenos poderes y la penúltima palabra. Y esa es la cuestión: ¿por qué no lo hace?

Entre tanto, comenzó el nuevo programa de Cristina Pardo en La Sexta: Malas compañías. El tema que tocaron: los ERE en Andalucía, de una manera light, sabiendo que La Sexta sabe cómo exprimir determinadas noticias… ¿Estará cambiando algo? ¿Empezarán los populares a reaccionar? ¿Acertará la mano que mece la cuna en los medios o se estrellará?

Lo dejo aquí, aunque también me contaron cómo, cuándo y por qué se mueve una parte del poder judicial, pero de eso hablaremos otro día. @mundiario

¿Acertará la mano que mece la cuna en los medios o se estrellará?
Comentarios