Buscar

MUNDIARIO

Los partidos catalanes se niegan a facilitar la investidura de Sánchez

Junts per Catalunya ha dicho que votará "no" a la nueva investidura mientras que ERC se mostró ambiguo, sin conceder facilidades. De todos modos,  mostró su disposición a no bloquear la investidura de Pedro Sánchez.

Los partidos catalanes se niegan a facilitar la investidura de Sánchez
Laura Borràs (primer plano), representante de JxC. / Twitter
Laura Borràs (primer plano), representante de JxC. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

Junts per Catalunya (JxC) y ERC han manifestado este jueves de que no están por la labor de ayudar a Pedro Sánchez. El presidente de Gobierno pretende que ambos partidos se abstengan en la votación de investidura a cambio de absolutamente nada, algo que ninguno de los dos está dispuesto a aceptar. "Nos piden que no bloqueemos esa investidura y nuestra posición continúa siendo la de siempre", ha dicho Laura Borràs, de JxC, quien aprovechó para decir que su grupo votará en contra. Un tanto menos directo fue Gabriel Rufián, de ERC, quien dijo que su intención solamente es bloquear "el 155" en alusión al artículo 155 de la Constitución. Rufián no dejó claro qué haran exactamente los 15 legisladores de su bancada.

Si bien Rufián dijo que es necesario que el PSOE se arme de valor para no ser un partido pusilánime como el que representan "Josep Borrell, Javier Lambán o Emiliano García-Page", tampoco puso condiciones para abstenerse. Nuevamente, tampoco lo confirmo, aunque el hecho de que no imponga condiciones pone potencilamente a 15 diputados a servicio del Ejecutivo en funciones.

De acuerdo al portavoz de Esquerra Republicana, la reunión con Adriana Lastra, representante del PSOE para los encuentros de este jueves, ha sido "positiva" y cree que ha sido "un primer paso" para continuar negociando. También recordó que el conflicto "político en Cataluña se arreglará "hablando y no con policía".

Rufián tampoco se cierra a la posibilidad de que su partido y el de Borràs voten distinto en la investidura de Sánchez.

Las condiciones de Borràs

La representante de Junts per Catalunya ha clamado por sus tres compañeros de partido que se encuentran en prisión preventiva a raíz del juicio del procés. La reivindicación de éstos ha sido la única exigencia que ha dejado al partido oficial. Borràs dijo que, pese a que los tres escaños de sus compañeros serán contados como una abstención, los restantes cuatro votarán "no" en la investidura.

El Periódico explican que desde el seno del partido se espera que se entable un "diálogo real" sobre la posibilidad de iniciar una mesa de partidos en la cual se pueda tratar temas como la realización de un referéndum de independencia. Como era de esperarse, Lastra dio largas a esta opción, por lo que a Junts per Catalunya no le queda más opción que decirle no a Sánchez. "Los cheques en blanco ya los hemos concedido; no vamos a conceder ninguno más", explicó.