El Partido Republicano vuelve a caerse en su intento por desmantelar el Obamacare

Representantes del Partido Republicano en el Senado. Infobae
Representantes del Partido Republicano en el Senado. / Infobae

El Senado ha decidido este martes que no someterá a votación el proyecto con el que la administración del presidente Donald Trump busca derogar la ley de salud vigente.

El Partido Republicano vuelve a caerse en su intento por desmantelar el Obamacare

El Partido Republicano vuelve a fallar en su intento por desmantelar el Obamacare. La mayoría republicana en el Senado ha decidido este martes suspender las votaciones para someter a consenso el proyecto que busca derogar la ley de salud vigente, promulgada por el expresidente Barack Obama, debido a que no tienen los votos suficientes para aprobar y cumplir una de las más grandes promesas electorales del mandatario Donald Trump.

Según informó a los periodistas el senador Bill Cassidy, la coalición republicana decidió durante su almuerzo semanal que las elecciones sean pospuestas, por falta de apoyo en el Senado. "Fue una decisión conjunta entre Lindsey Graham, Cassidy, los otros dos promotores de la ley y el líder de la mayoría. Si no tenemos los votos, no la vamos (la ley) a someter a votación, pero tampoco nos vamos a rendir", aseguró el senador de Kansas Pat Roberts.

Al parecer las votaciones previstas para esta semana para aprobar el proyecto de ley Cassidy-Graham, cuya idea central es entregar a los estados gran parte de los fondos federales usados para subvencionar los seguros de Obamacare y financiar Medicaid -el sistema sanitario estadounidense para personas con pocos recursos- y dar mayor flexibilidad a los territorios sobre cómo usarlos; iban camino a convertirse en una nueva humillación para los republicanos y especialmente para Trump en el Congreso.  

Los republicanos estaban tratando de aprobar los cambios a Obamacare con una mayoría simple antes del 30 de septiembre, fecha en la que finaliza el año fiscal. En ese sentido, el partido podría permitirse tener dos votos en contra dentro de sus filas, como era el caso hasta el lunes en la noche, pero un revés en la posición de la republicana Susan Collins, representante de Maine, cambió el curso de la jornada, al unirse a John McCain y Rand Paul en la oposición a la reforma de la ley de salud.

Por su parte, Lindsey Graham, una de las principales impulsoras de la modificación de la medida médica, ha insistido en que la idea de acabar con el Obamacare sigue y seguirá en pie. “Vamos a llegar ahí”, subrayó el senador por Carolina del Sur.

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.

 

El Partido Republicano vuelve a caerse en su intento por desmantelar el Obamacare
Comentarios