El Partido Republicano entra en pánico por el imminente ascenso de Trump

Donald Trump. / bgr.com
Donald Trump. / bgr.com

Lo que empezó como un chiste de mal gusto, está a punto de convertirse en una realidad espantosa: Donald Trump será el candidato de los conservadores para la presidencia.

El Partido Republicano entra en pánico por el imminente ascenso de Trump

Los altos mandos del Partido Republicano están con el corazón en la mano. Sus valores, su ideología, su visión, todo, absolutamente todo se podría ir a la nada gracias a Donald Trump, o tal vez gracias a ellos mismos. La candidatura de Trump se pudo tomar como un pésimo chiste al principio pero hoy, en pleno recorrido de las elecciones primarias su triunfo se cierne como una realidad a punto de confirmarse.

La élite del Gran Viejo Partido ha tenido que acudir a sus armas más fuertes para detener la aplanadora en la que se ha convertido el discurso xenófobo, populista y racista del magnate de las bienes raíces. Su objetivo es privarle de una victoria en los estados de Florida y Ohio, aunque teniendo en cuenta que las elecciones en dichos estados se celebrarán en dos semanas puede que la decisión de ir al campo de batalla se haya tomado demasiado tarde. 

"El Partido Republicano ya no tiene un centro neurálgico. No hay líderes, y pocos son los votantes que puedan clasificarse como moderados", expresó Theda Spockol, profesora de Ciencias Políticas de la Universidad de Harvard. Recién hace unos días Mitt Romney, candidato republicano en 2012, pidió a los votantes boicotear a toda costa el ascenso de Donald Trump, quien representaría una grave amenaza para la economía de su país y, en general, para el bienestar de los norteamericanos.

El estado de alerta ha sonado en los despachos del partido conservador, que tuvieron un leve empujón de fe luego de las primeras primarias en Iowa. A casi un mes de ellas, sus esperanzas se han esfumado y deberán hacer uso de toda su artillería pesada si quieren enderezar el rumbo. Del otro lado estará esperando casi con total seguridad Hillary Clinton, que de acuerdo a sondeos recientes tampoco sería mayor obstáculo para que Trump aterrice en la Casa Blanca.

El Partido Republicano entra en pánico por el imminente ascenso de Trump
Comentarios