El Partido Demócrata aumenta la presión en su investigación contra Trump

Adam Schiff, congresista demócrata.
Adam Schiff, congresista demócrata.
Adam Schiff solicita que se le permita ver la transcripción de las llamadas del presidente con otros importantes líderes mundiales.
El Partido Demócrata aumenta la presión en su investigación contra Trump

El Partido Demócrata ha exigido que se les otorguen las transcripciones de las llamadas de Donald Trump para hacer piñata con quien quiera unirse a la fiesta. Adam Schiff, presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, organismo encargado de la investigación parlamentaria contra Trump, ha asegurado que es vital que se conozca el contenido de las conversaciones entre el presidente estadounidense y el ruso, Vladimir Putin. La demanda llega un par de días después de que se difundiera la transcripción del diálogo entre el inquilino de la Casa Blanca y Volodímir Zelensky, presidente ucraniano, en la cual el primero pidió al segundo una investigación sobre Joe y Hunter Biden. Esto motivó a la oposición a iniciar un proceso de destitución política, conocido como impeachment.

“Creo que la necesidad primordial aquí es proteger la seguridad nacional de Estados Unidos y ver si en las conversaciones con otros líderes el presidente estaba socavando nuestra seguridad con el objetivo de verse beneficiado en la campaña”, explicó Schiff a la cadena local NBC en relación a la posibilidad de que Trump podría jugar sucio en la campaña electoral. Las conversaciones entre el neoyorquino y el líder ruso pueden ser radioactivas pues es de sobra conocida la química entre ambos, con todo y que la Justicia y los servicios de inteligencia de su país le acusan de haber dado la orden de intervenir en la carrera electoral de 2016. El Kremlin ya adelantó el viernes de que no permitirá ese nivel de exposición con todo y que Kiev sí lo hizo siguiendo la petición de Trump mismo.

La Casa Blanca se ha reservado muchas de estas transcripciones solicitadas por el Partido Demócrata. Dentro de los interlocutores protegidos están el mismo Putín e incluso la familia real de Arabia Saudí, de acuerdo a The New York Times. Estas transcripciones se almacenan en un servidor especial para contenidos altamente confidenciales luego de las filtraciones que sacudieron al actual Gobierno en sus inicios.

El Partido Demócrata ya ha empezado a maniobrar en esta investigación, pues ha citado a Mike Pompeo, actual secretario de Estado, a que se presente a declarar en el Capitolio, y se ha puesto en contacto con testigos clave para conseguir sus testimonios. De acuerdo a Schiff en un espacio concedido a la ABC, los congresistas alistan las condiciones para que el confidente anónimo que reveló el caso de Ucrania pueda dar su declaración sin ver comprometida su identidad. "Lograremos el testimonio sin filtros de ese denunciante", prometió.

Medios locales han difundido de que esta persona trabaja para la CIA aunque en su momento estuvo trabajando en la Casa Blanca. Rudy Giuliani, exalcalde de Nueva York y abogado personal del presidente estadounidense, también podría presentarse a declarar ante el Legislativo. Los demócratas también esperan contar con la declaración de Marie Yovanovitch, exembajadora de Ucrania.

Luego de una semana especialmente movida, cuando no tormentosa, Trump pasó el fin de semana sin ninguna aparición pública, reduciéndose a defenderse en Twitter de todas las acusaciones. El sábado avisó mediante un vídeo en esta plataforma que su país "está en juego como nunca antes". "Quieren quitarles sus armas, quieren quitarles su atención médica, quieren quitarles su voto, quieren quitarles su libertad", agregó. "Todo es muy simple. Están tratando de detenerme porque estoy luchando por ustedes, y nunca dejaré que eso suceda", remató. @mundiario

El Partido Demócrata aumenta la presión en su investigación contra Trump
Comentarios