Partidarios de Donald Trump asaltan el Capitolio azuzados por el todavía presidente

3f9eb9e5-5085-45fa-a62f-997bc60d9bb2
El Capitolio del Congreso este 6 de enero. EE UU en llamas, literalmente, gracias a Trump, que ha debilitado la democracia más poderosa del mundo. / RR SS

Caos en Washington en la sesión para ratificar el triunfo de Biden en las elecciones de EE UU. Se llegó al extremo de que fue necesario decretar el toque de queda en la capital del país por la gravedad de los disturbios. Hay varios muertos, entre ellos una mujer que recibió un disparo en el pecho.

Partidarios de Donald Trump asaltan el Capitolio azuzados por el todavía presidente

Durante más de cuatro horas, seguidores del presidente Donald Trump se hicieron fuertes en el Congreso de EE UU, obligando a los legisladores a ocultarse escoltados por policías armados. “Esto no es una protesta, es una insurrección”, declaró el futuro presidente, Joe Biden. No era para menos, ya que simpatizantes del republicano irrumpieron en el Capitolio y obligaron a suspender la sesión que debía ratificar a Joe Biden como presidente, que se reanudó horas después.

Los partidarios de Trump asaltaron el Capitolio de EE UU azuzados por el todavía presidente. Esta situación dio lugar al caos en Washington, justo cuando se celebraba la sesión para ratificar el triunfo del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales de EE UU. Se llegó al extremo de que fue necesario decretar el toque de queda en la capital del país por la gravedad de los disturbios. Una mujer que resultó grave tras recibir un disparo en el pecho perdió finalmente su vida. Pero hay más víctimas, incluso mortales.

La democracia de EE UU, atacada

El presidente electo, el demócrata Joe Biden, habló al país desde Wilmington, Delaware: "Me demoré en salir a hablarles. La democracia de Estados Unidos ha sido atacada".

"Las escenas de caos en el Capitolio no representa quienes somos, son un pequeño número de extremistas. Esto no es disentir es desorden y caos. Esto se acaba ya", dijo Biden.

"Esta no es una protesta, es una insurrección. El mundo está viendo, como muchos americanos, cómo esta nación ha llegado a un momento tan obscuro", admitió Joe Biden.

Sesión parlamentaria suspendida

¿Qué pasó realmente? Decenas de manifestantes irrumpieron en el Capitolio de Estados Unidos, donde se suspendió la sesión en la que debían ser ratificados los votos que dieron la presidencia al demócrata Joe Biden.

En un discurso en los alrededores de la Casa Blanca, Donald Trump repitió que le habían robado las elecciones. Decenas de personas se dirigieron luego hacia el Capitolio, donde se registraron los incidentes.

El vicepresidente de EE UU, Mike Pence, condenó los disturbios en el Congreso. "La protesta pacífica es un derecho de todos los estadounidenses, pero este ataque a nuestro Capitolio no será tolerado y los involucrados serán procesados ​​con todo el peso de la ley", escribió en su Twitter. 

Finalmente, el Congreso de Estados Unidos certificó la victoria electoral de Joe Biden, algo que los mercados ya tenían claro. No tenían precedentes a la hora de digerir un asalto en directo al Capitolio como el vivido este día de Reyes pero Wall Street se encargó de constatar que, a pesar de lo insólito de lo visto en Washington, tenía argumentos políticos suficientes para dar un impulso adicional a sus subidas. @mundiario

Partidarios de Donald Trump asaltan el Capitolio azuzados por el todavía presidente
Comentarios