Buscar

MUNDIARIO

El Parlamento catalán vuelve a enviar un desafío al Tribunal Constitucional

Los partidos independentistas emiten una resolución conjunta que deberá ser votada en el próximo Pleno y que traerá consecuencias para todos.
El Parlamento catalán vuelve a enviar un desafío al Tribunal Constitucional
Parlamento de Cataluña. / Mundiario
Parlamento de Cataluña. / Mundiario

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

Cataluña ha vuelto a lanzar un desafío al Estado luego de que el Parlament aprobara una resolución que defiende la autodeterminación. Dicha resolución también expresa su rechazo contundente a la sentencia del Tribunal Supremo por el juicio del procés. Los letrados de dicho organismo han avisado de que este paso es una afrenta al Tribnal Constitucional, que la semana pasada había pedido al Parlament a mantenerse callado sobre ambos temas.

La Mesa del Parlament retrasó el inicio de su reunión del martes hasta que una propuesta de resolución fuera registrada. Aun así, la propuestas no se ha incorporado por el trámite de urgencia, por lo que lo que se tenía planificado para el Pleno del miércoles se incorporará al de otra sesión, explica El País. El texto será aprobado con total seguridad gracias a los votos de Junts per Catalunya, Esquerra Republicana y la CUP. Las tres agrupaciones intentaron colar a los counes en el acuerdo, pero se toparon contra la pared. Pese a ello, están satisfechos con lo logrado.

Se trata del primer texto que los independentistas presentan ante el Pleno, luego de que la semana pasada fracasaran en su intento de alcanzar un pronunciamente conjunto contra la sentencia del Supremo contra los líderes separatistas. De igual froam, es una defensa a la autonomía de la Cámara luego de que el Constitucional suspendiera otras resoluciones aprobadas por la misma a favor de la autodeterminación y contra la monarquía.

El miércoles pasado, el Constitucional avisó a Quim Torra, presidente de la Generalitat, y Roger Torrent, presidente del Parlament, y a otros cargos importantes en la autonomía, de que ignorar sus órdenes podría traer consecuencias penales. Esto llegó luego de que el mismo tribunal suspendiera una resolución aprobada por el Legislativo autonómico en el que se volvía a defender el dichoso derecho a la autodeterminación, que a la larga llevaría a la independencia de Cataluña.

Este texto, que se votará en el Pleno, recuerda que la cámara aprobó hace 30 años "decenas de resoluciones políticas sobre el derecho a la autodeterminación sin que esto haya sido objeto de persecución y censura por parte de las instituciones del Estado". La resolución también recuerda que la Cámara "se compromete a seguir haciéndolo si esta es la voluntad de los diputados y diputadas de la Cámara”.

Los separatistas también hacen eco de la "censura que el Tribunal Constitucional pretende imponer al Parlamento de Cataluña" e insisten en reivinidicar los derechos de los legisladores a debatir "sobre todos los asuntos que interesan a la ciudadanía, incluidos el derecho a la autodeterminación, la monarquía o la soberanía", cita El País.

Los letrados de la Cámara dejaron bien advertido de que desobedecer nuevamente al Tribunal Constitucional representaría un serio riesgo para las autoridades en especial si se da luz verde al punto 11 de la resolución, el cual reza que "ante las coacciones de los poderes del Estado (...) no hay más opción que defender el derecho a la representación política". Luego, el texto permite leer que el Parlament "reitera y reiterará tantas veces como lo quieran los diputados, la reprobación de la monarquía". En octubre, el Constitucional anuló la comisión de investigación que el Legislativo autonómico había creado contra la Familia Real.

Los partidos también recuerdan de que hay Cámaras en España que "se posicionan constantemente sobre cuestiones que desbordan su ámbito competencial, incluso pidiendo la intervención de las instituciones catalanas, sin que eso sea objeto de impugnación por parte del Gobierno español”. Los separatistas defienden el derecho a que esos organismos actuen de esta forma ya que "la defensa del derecho a la representación política y a la libertad de expresión sobre todo cuando lo hacen los que no piensan como nosotros”.

La resolución evidencia el rechazo contra la sentencia por el juicio del procés y explica la "indignación de la Cámara" ante una resolución que es tildada de "injusta". Al mismo tiempo, la condena de 11 años y medio de prisión contra Carme Forcadell, expresidenta de la Cámara, se califica de "escándalo democrático". El texto repite el "carácter estrictamente cívico y no violento del movimiento independentista".

Por último, la propuesta de resolución insta al Govern a que promueva "las iniciativas políticas, sociales e institucionales que sean necesarias" en todos los ámbitos a fin de obtener "una solución democrática al conflicto político entre Cataluña y España". @mundiario