Buscar

MUNDIARIO

El parlamentarismo que requiere el Perú

"Empecemos un sano debate, en todos los niveles posibles, sobre la instauración del parlamentarismo en el Perú porque no hay nada estático en la política, todo es dialéctico. El único objetivo es un Perú democrático y que pueda resolver las necesidades de los peruanos más pobres: Educación y salud de calidad."

El parlamentarismo que requiere el Perú
Hemiciclo del parlamento peruano
Hemiciclo del parlamento peruano

Siempre he considerado al Parlamento como el primer poder del Estado porque cumple una labor fiscalizadora ante cualquier exceso del Poder Ejecutivo. Lo cierto, por lo menos en el Perú, desde que Humala llegó al poder, se inició una terrible campaña de demolición mediática contra la majestad constitucional del Parlamento, lo que demuestra el espíritu autoritario de los áulicos en los gobiernos del 2011 hacia la actualidad. Esta verdad me genera una inmensa preocupación porque solo en dictaduras comunistas (China, Cuba y Corea de Norte) los “parlamentos” son mera mesa de partes del Dictador y dicho Congreso solo lo forman dirigentes del Partido Comunista, no deseo explayarme sobre estas dictaduras porque ya conocen mi militante posición contraria a una de las ideologías redentoras y más criminales de la historia, que es el comunismo, la otra es su prima hermana, el nazismo, pero hoy no haré historia universal.

En el caso peruano, que pronto cumpliremos 200 años de República, debemos reflexionar que el régimen presidencialista no ha traído resultados positivos para los más pobres del país sumado a que el presidencialismo degeneró en dictaduras y/o gobiernos de facto, más del 75% de la vida republicana peruana ha estado bajo la égida de la bota militar o de gobiernos autoritarios que no han construido un ambiente de reconciliación nacional, tipo la transición española. Por lo tanto, debemos debatir académica y políticamente la necesidad de instaurar un régimen parlamentario para acabar con tanto gobierno autoritario y/o de facto. ¡Seamos sinceros! Si el Parlamento es el primer poder del Estado, es el momento de volverlo el único y verdadero primer poder del Estado.

¡Basta de fascismo encubierto como el golpe de Estado del 30 de septiembre del 2019!

Mi propuesta, brevemente porque estoy en un artículo, sobre el parlamentarismo es la siguiente:

Primero: Debe existir un Jefe de Estado, lo que actualmente llamamos como Presidente, pero sus poderes políticos deben ser residuales y/o protocolares sumado a que él personifique a la Nación peruana. Este principio rector es sagrado como la Nación peruana por más que la mayoría de peruanos no entienda el significado de pertenecer a una nación milenaria como la nuestra.

Podría ser elegido -por el voto universal- cada 7 años, obviamente sin reelección inmediata, y debería ser una personalidad que genere consensos políticos como un académico de prestigio internacional.

Segundo: El Jefe de Gobierno, lo que actualmente llamamos Presidente del Consejo de Ministros, representaría al Poder Ejecutivo -con todo su gabinete-, pero saldrían de la elección realizada por el Parlamento, elegido por voto universal cada 5 años. Es decir, el Jefe de Gobierno debe ser, de preferencia, un parlamentario que represente a la bancada mayoritaria y/o que genere consensos políticos, entre dos o más bancadas, para lograr la investidura con la mitad más uno de parlamentarios. Antes que me olvide, el período gubernamental del Jefe de Gobierno depende de que mantenga la confianza de la mayoría parlamentaria, de preferencia debería ser por 5 años que es el período de funcionamiento constitucional del Parlamento.
Lo importante es que del Parlamento surja los consensos posibles para la estabilidad de un gobierno por un lustro.

¡Empoderemos al Parlamento! ¿Qué perdemos? No creo que otros iguales 200 años de una República presidencialista sumida en sempiternas guerras civiles: Los Mariscales de Ayacucho vs ellos mismos, Cáceres vs Piérola, Leguía vs civilismo, aprismo vs antiaprismo, caviar vs no caviar, valga mucho la pena. ¡Ya pues, así no llegaremos a ningún buen puerto!

Empecemos un sano debate, en todos los niveles posibles, sobre la instauración del parlamentarismo en el Perú porque no hay nada estático en la política, todo es dialéctico. El único objetivo es un Perú democrático y que pueda resolver las necesidades de los peruanos más pobres: Educación y salud de calidad. @mundiario