Buscar

MUNDIARIO

El Parlament vota contra la moción de censura presentada por Ciudadanos

La cámara catalana vive una agitada jornada que deja desgastada la figura de Lorena Roldán y sus relaciones con el PSC.
El Parlament vota contra la moción de censura presentada por Ciudadanos
Lorena Roldán comparece ante los legisladores catalanes. / Twitter
Lorena Roldán comparece ante los legisladores catalanes. / Twitter

Tras haber conseguido solamente el apoyo de los cuatro diputados del PP, la moción de censura de Ciudadanos contra Quim Torra ha fracasado este lunes en el Parlament. El PSC decidió abstenerse y eso desató un pleito entre el jefe de éstos, Miquel Iceta, y su homóloga naranja, Lorena Roldán. "Aunque votáramos a favor no se acercaría a la victoria", se justificó Iceta. "No contribuiremos a operaciones propagandísticas de su grupo acosado ahora por las encuestas", añadió. Catalunya en Comú-Podem le dijo a Roldán que su plan gira en torno a alborotar la situación política cada vez que puede.

Así, el emprendimiento de Roldán y sus chicos se ha quedado con apenas 40 votos a favor, con 17 abstenciones (las del PSC) y el resto de votos en contra. Para prosperar, necesitaba 68 legisladores.

Iceta criticó a la líder de los anaranjados por sus constantes críticas a los socialistas, llegando incluso a afearle que "parecía que la moción era contra mí". También apuntó que la situación está exactamente igual desde que Inés Arrimadas abandonó su puesto de jefa naranja y quien nunca quiso hacer algo ocmo lo que hizo Roldán porque consideraba que no solo fracasaría, sino que encima le daba más herramientas a los independentistas para jugar a los mártires.

La jefa de la oposición centró su discurso en criticar a Iceta y los suyos por no apoyar lo que tildó de moción de la "convivencia" y lamentó que hayan convertido la sesión en un día "triste del constitucionalismo". "Son ustedes los socorristas del procés", espetó. Iceta respondió con municiones desproporcionadas. "Los números no les dan. ¿Qué habrían dicho si yo hubiera ido a la Vía Catalana en 2013?", inició como una directa a Roldán, quien sí estuvo en aquel evento. "Si le importa la unidad del constitucionalismo no nos ataque y teja complicidades", agregó.

El jefe socialista también cuestionó el hilo principal de la moción de censura que era defender la convivencia al tildar de "totalitarismo" el pensar que quienes no creen como uno, no creen en la democracia. Aparte, criticó que la jefa de Cs no haya hecho ni una sola oferta a los dos millones de electores que votan a los separatistas. "No hay nada para resolver [la situación de] dos millones de catalanes que votan la independencia. Parecen decir: ¡Magia Borrás! No se habla y el problema no existe", aseguró para luego, de forma irónica, agradecer de que no hayan girado todo en torno a la aplicación del artículo 155.

Réplica de los independentistas y la oposición

La líder de los comunes, Jessica Albiach, anunció su voto en contra de los naranjas puesto que el proyecto no era "solución de nada" y que tan solo buscan agitar a las clases populares de la comunidad. Albiach coincidió con Meritxell Budó, portavoz del Govern, en que el debate no era más que una puesta en escena de cara a las elecciones de noviembre. "La gran pregunta es: ¿qué supondría que Ciudadanos llegara al Govern?", preguntó para luego recordar de que en "Andalucía han aplicado recortes y rebajado impuestos a las rentas altas".

Por su parte, Vidal Aragonès, de la CUP, dijo en que la acción de gobierno de los naranjas no es nada neoliberal y que no ha ayudado a las clases populares. Con todo, aprovechó para dejar algunos recados a Torra y asegurar que su plan de llevar a Cataluña de "la restitución a la Constitución" se ha estrellado estrenduosamente. Luego, pidió al PSC que no vaya a aliarse con Cs para los comicios del 10 de noviembre.

Por último, el líder de la bancada de Esquerra Republicana, Sergi Sabrià, dijo que pese a su abstención, Iceta no será capaz de "taparse las vergüenzas.  No hay equidistancia posible entre lo que representa Ciudadanos y lo que representa este lado. Usted no puede poner las siglas del PSC al lado de la intolerancia y del populismo". "Volveremos más fuertes para hacer imposible numéricamente en el Congreso el pacto PSOE-Ciudadanos", amenazó. @mundiario