El PAN clama por un rescate a Veracruz, que está al filo de la bancarrota

Julen Rementería, líder del PAN en Veracruz. / sociedadtrespuntocero.com
Julen Rementería, líder del PAN en Veracruz. / sociedadtrespuntocero.com

Diputados del principal partido opositor han asegurado que el Pacto Federal deberá dar una importante inversion al Estado de Veracruz, al que Duarte dejó en condiciones precarias.

El PAN clama por un rescate a Veracruz, que está al filo de la bancarrota

Javier Duarte escapó cobardemente de Veracruz tras haber renunciado a su puesto por las decenas de demandas que se acumulaban en su escritorio y se marchó con los bolsillos llenos y con el Estado al borde de caer al infierno cumpliendo así el ciclo de vida de todo buen miembro del PRI, es decir, ser elegido, enriquecerse y huir. El exgobernador dejó al tercer Estado más poblado de México con una deuda que supera los límites de lo desvergonzado y entra a un calificativo todavía por descubrir. El PAN, el principal partido opositor, lo tiene claro: o alguien les patrocina unos cuantos millones de pesos, o el Estado se hundirá.

Antonio Gómez Pelegrín, secretario de Finanzas del lugar en cuestión, reportó que el Gobierno arrastra una deuda de 87.000 millones de pesos (4.000 millones de dólares). De ese gran total, 41,000 millones se le debe a los bancos. Gómez Pelegrín aseguró que durante la administración del prófugo Duarte era común gastar dinero destinado a las carteras de salud y educación, por ejemplo, en asuntos corrientes.

Pero en el PAN son un poco más explícitos y confirman que la deuda de hecho se va a más de 131.000 millones de pesos (6.700 millones de dólares). Ese número es el resultado de la suma al saldo de la deuda pública el pasivo circulante y otras cuentas abiertas aparte de los gastos de contingencia por juicios que encara el Gobierno del Estado. Aparte de eso deben sumarse los 16,000 millones de daño patrimonial hallados por el órgano fiscalizador del Estado en la cuenta pública de 2015. La Auditoría Superior de la Federación también exige a Veracruz otros 35,000 millones de pesos por irregularidades detectadas entre 2011 y 2015 (el Gobierno de Duarte dio inicio en 2010). La suma de todos los males se traduce en 182.000 millones de pesos, 9.300 millones de dólares aproximadamente.

"Este monto supera el presupuesto del Estado, que varía entre los 103.000 y los 105.000 millones anuales", asegura Julen Rementería, jefe del PAN en el Parlamento de Veracruz. Los panistas tiemblan pues aseguran que la viabilidad financiera del Estado está en una encrucijada imposible. El caos heredado de Duarte podría conducir a una situación de ingobernabilidad pues se acumulan las deudas a maestros de la universidad pública y pagos a pensionados. Por si todo eso fuera poco, los alcaldes de los municipios del Estado aseguran que éste les tiene una gran deuda, por lo que han tomado el Palacio de Gobierno como protesta.

El nuevo gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, elegido con la alianza PAN-PRD, se reunió este miércoles con el presidente Enrique Peña Nieto. El encuentro duró más de dos horas y no se permitió acceso a la prensa. Yunes transmitió su preocupación al presidente del país. El nuevo gobernante también sostendrá reuniones con representantes de los ministros de Hacienda e Interior para encontrar una salida a la situación que está a una gota de rebalsar el vaso.

Demanda del sector privado

Pero el vil recuerdo que Duarte dejó a su gente parece no tener fin. El más reciente es el de una serie de demandas presentada por la cadena de supermercados Soriana. Esta empresa, que cuenta con más de 800 tiendas en todo México, recuerda que es acreedora del Estado pues aportaron al Gobierno tarjetas con puntos que podían ser canjeados por diversos productos en sus puntos. Duarte, sin embargo, incumplió con partes de su acuerdo y se acumuló una deuda de 565 millones de pesos (29 millones de dólares) que inició en 2011.

La empresa ya ha emprendido acciones legales contra el Gobierno y una de ellas ya tiene el fallo favorable para ellos. No obstante, Rementería asegura que ese gasto "no está reflejado ni aparece en ningún sitio, ni siquiera es mencionado por el órgano fiscalizador". Su opinión es que el pasivo de ese gasto se haya arrastrado en los últimos cinco años. @hmorales_gt

 

 

 

El PAN clama por un rescate a Veracruz, que está al filo de la bancarrota
Comentarios