El País alerta de que el ultimátum catalán y la cerrazón de Rajoy abocan a la confrontación

Mariano Rajoy, jefe de Gobierno de España y Carles Puigdemont, expresidente de Cataluña. / RR SS
Mariano Rajoy y Carles Puigdemont. / RR SS

La hora es grave. Es el momento de las renuncias mutuas, de la grandeza moral, de restaurar la racionalidad democrática y de asegurar la convivencia, subraya el diario de Prisa.

El País alerta de que el ultimátum catalán y la cerrazón de Rajoy abocan a la confrontación

Según el diario El País, cada día que pasa, la posibilidad de que se abra un diálogo genuino y de buena fe sobre la cuestión catalana parece más remota. Al contrario, se agudiza el peligro de una confrontación que doblaría el abismo de incomunicación ya existente y cegaría aún más cualquier vía de salida negociada. Por esa razón, el diario de Prisa alerta de que el ultimátum catalán y la cerrazón del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, abocan a la confrontación

"La probabilidad de que estemos en vísperas de una grave colisión es más que verosímil desde que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, presentara en Madrid su ultimátum de referéndum acordado; respondido por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con una seca apelación al uso 'de todos los instrumentos' a su disposición, y culminado en la insidiosa repregunta de si Rajoy estaría dispuesto a usar la fuerza, dice El País en un editorial.

Para este periódico, el principal responsable del preocupante rumbo de los acontecimientos es el Govern catalán. "Puigdemont y sus aliados hablan constantemente de iniciar una negociación, pero solo están dispuestos a que esta conduzca al único resultado que saben inaceptable para el Gobierno: un referéndum independentista", subraya El País.

Para el diario de Prisa, cuanto más negras son las perspectivas de reencauzar los problemas, más urgente es lanzar una llamada a los protagonistas para que actúen con responsabilidad y eviten un desbordamiento del marco constitucional de funestas consecuencias. Es hora de reactivar la agenda que pide la sociedad catalana. Dos tercios de la misma, según la última encuesta de El País, propugnan la vía de un autogobierno reforzado mediante la negociación, rechazan la desconexión autoritaria y creen inviable la salida separatista. A la vez que aumenta la demanda social de recuperar el diálogo institucional, urgiendo a Puigdemont (y a Rajoy) a acudir al Congreso y rescatar la vía del PNV, ante la evidencia de su muy superior cosecha de resultados en temas clave para el mundo económico: infraestructuras y financiación.

El País alerta de que el ultimátum catalán y la cerrazón de Rajoy abocan a la confrontación
Comentarios