Un pago millonario saudí a EE UU oscurece el caso Khashoggi

Mohamed bin Salmán, príncipe heredero de Arabia Saudí; y Mike Pompeo, secretario de Estado de EE UU. RR SS.
Mohamed bin Salmán, príncipe heredero de Arabia Saudí; y Mike Pompeo, secretario de Estado de EE UU. / RR SS.

Arabia Saudí paga a la Administración de Trump unos 100 millones de dólares el mismo día en que el secretario de Estado, Mike Pompeo, se reúne con el régimen saudí.

Un pago millonario saudí a EE UU oscurece el caso Khashoggi

Desde la desaparición del periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudí en Turquía, la tensión entre ambos países sigue creciendo gracias, también, a la intervención de un tercer actor, EE UU, cuyo Gobierno precedido por Donald Trump ha decidido posicionarse a favor de la monarquía saudí a pesar de las fuertes acusaciones que pesan sobre la casa Saúd y la posibilidad de un asesinato. Ahora el pago de 100 millones de dólares a la Administración estadounidense justo cuando el secretario de Estado Mike Pompeo llegaba al reino del desierto, viene potenciando las sospechas de una posible confabulación para suavizar la desaparición del periodista.

The New York Times ha revelado que Arabia Saudí había prometido al gobierno estadounidense unos 100 millones de dólares por sus esfuerzos destinados a estabilizar las áreas liberadas del Estado Islámico en Siria. El dinero llegó el martes, justo cuando Pompeo aterrizaba en la nación para entablar algunas reuniones con los líderes del reino con quienes buscaba esclarecer la situación del caso Khashoggi

Aunque la transferencia millonaria tenga una razón de ser, resulta que no es casualidad que se haya realizado en vísperas difíciles para Arabia Saudí gracias a las tensiones propiciadas por la desaparición del periodista crítico con el presidente heredero. Desde que se supo sobre la desaparición y posible asesinato, distintas empresas e inversores se han desvinculado del régimen. “El momento no es una coincidencia”, aseguró un funcionario estadounidense al medio.

Luego de la desaparición de Khashoggi, las críticas y peticiones a Trump para que rompiera lazos con el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, se han acumulado, sin embargo, él ha dejado claro que no permitirá que este posible asesinato empañe sus negocios con los saudíes.

El mandatario republicano fue cuestionado por los periodistas sobre si acaso está guardando las espaldas de Arabia Saudí, a lo que él expresó que en “absoluto”, pero recalcó que el país es un importante aliado para sus exportaciones y no quiere sentenciar ningún juicio sin que las circunstancias sean aclaradas.

Trump ha hablado tanto con el rey como con el príncipe heredero, y ha expresado que puede que la muerte del periodista haya sido perpetrado por “asesinos que actuaron por cuenta propia”, una teoría que monarquía saudí estaría dispuesta a admitir para rebajar la condena que ha recibido por parte de inversores y empresas importantes. @mundiario

Un pago millonario saudí a EE UU oscurece el caso Khashoggi
Comentarios