Aukus: cómo el pacto militar de Joe Biden ha disparado la tensión entre los aliados

Joe Biden, presidente de EE UU y Emmanuel Macron, presidente de Francia. Los Ángeles time
Joe Biden, presidente de EE UU y Emmanuel Macron, presidente de Francia. / Los Ángeles time
Francia compara a Joe Biden con Donald Trump y llama a consulta a sus embajadores en Washington y Canberra ante la "gravedad excepcional" que ve en el pacto militar Aukus. 
Aukus: cómo el pacto militar de Joe Biden ha disparado la tensión entre los aliados

La tensión por el pacto Aukus se incrementa. Francia decidió este viernes llamar a consultas a sus embajadores en Estados Unidos y Australia, debido a que el acuerdo echa por tierra un convenio que ya había suscrito con el país oceánico. Por su parte, la guerra con China está declarada. 

“A petición del presidente de la República, he decidido llamar inmediatamente a consultas a nuestros dos embajadores en Estados Unidos y Australia. Esta decisión excepcional se justifica por la excepcional gravedad de los anuncios realizados el 15 de septiembre por Australia y Estados Unidos”, dijo Jean-Yves Le Drian, ministro de Exteriores de Francia. 

De hecho, el Gobierno de Emmanuel Macron ha intensificado sus críticas contra el pacto Aukus. “Tenemos negociaciones comerciales con Australia. No veo cómo podemos confiar en el socio australiano”, dijo por su parte el viernes el secretario de Estado francés de Asuntos Europeos, Clément Beaune.

“Las relaciones internacionales no tienen que ver con la ingenuidad o los buenos sentimientos. La palabra, la firma de un contrato vale algo. Si ya no tenemos confianza, ya no podemos avanzar”, estimó el responsable francés que consideró además que el Reino Unido se está colocando en una posición de “socio menor” de Estados Unidos.


Quizá también te interese:

¿Por qué el nuevo pacto Aukus de Joe Biden ha enfurecido a Francia?

Aukus: EE UU, Australia y Reino Unido forman un bloque de defensa para "luchar" contra China


La respuesta no tardó en llegar. la Casa Blanca expresó su pesar por el llamado a consultas, pero dijo que Estados Unidos buscará resolver la disputa diplomática. “Lamentamos que hayan dado este paso, continuaremos comprometidos en los próximos días a resolver nuestras diferencias, como lo hemos hecho en otros temas en el transcurso de nuestra larga alianza”, dijo un funcionario de la Administración de Joe Biden.

Nuevo conflicto

Dentro de esta crisis, Australia ha respondido fuerte a China que, en la víspera, lo ha considerado como nuevo enemigo bilateral. El primer ministro Scott Morrison se comprometió a respetar el derecho internacional en los espacios aéreos y marítimos reivindicados por los dirigentes del país asiático. 

"China tiene un programa muy importante de construcción de submarinos nucleares”, recordó Morrison.“Ellos tienen derecho de tomar decisiones de defensa en sus intereses nacionales, y por supuesto que Australia y los demás países también lo tienen”,  añadió.

El primer ministro australiano se defendió de los ataques de Francia. Reveló que el pacto Aukus había sido “transmitida directamente al presidente, al ministro de Relaciones Exteriores y al secretario de Defensa”, al tiempo que dijo que comprendía su “decepción” de los franceses. 

Morrison ha insistido en varias entrevistas en que Australia está respondiendo a la situación actual en la región de Asia-Pacífico, donde los territorios están cada vez más disputados y la rivalidad va en aumento.

“Nos interesa asegurar que las aguas internacionales sigan siendo internacionales, y los cielos internacionales sean internacionales, y que la ley se aplique por igual en todos estos sitios”, afirmó.

El peso de China

Como sea, el pacto Aukus nace por el peso creciente de China. El gigante asiático reivindica la soberanía de buena parte del mar meridional, muy rico en recursos naturales y por el que transitan cada año mercancías valoradas en miles de millones de dólares.

Las tensiones comerciales y políticas entre Pekín y Canberra no dejaron de incrementarse en los últimos tres años. Por un lado, Pekín impuso duras sanciones económicas a productos australianos en varios sectores, mientras que, por el otro, Canberra rechazó inversiones chinas en áreas consideradas sensibles y pidió públicamente que se investigue el origen de la pandemia del coronavirus. @mundiario

Aukus: cómo el pacto militar de Joe Biden ha disparado la tensión entre los aliados
Comentarios