Buscar

MUNDIARIO

¿Por qué Pablo Iglesias vuelve a saltarse la cuarentena?

El vicepresidente segundo del Gobierno de España ha vuelto a saltarse el aislamiento domiciliario que cumplía después de que su pareja, la ministra Irene Montero, diera positivo por coronavirus. El protocolo de Sanidad establece un aislamiento de 14 días.
¿Por qué Pablo Iglesias vuelve a saltarse la cuarentena?
Pablo Iglesias se salta la cuarentena para dar una rueda de prensa. / Moncloa
Pablo Iglesias se salta la cuarentena para dar una rueda de prensa. / Moncloa

Judith Muñoz

Periodista.

Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno de España, volvió a saltarse la cuarentena a pesar de que el protocolo de Sanidad establece un aislamiento de 14 días. El motivo fue dar una rueda de prensa en Moncloa para lanzar sus propias consignas de cómo entiende su partido, Unidas Podemos, que se debe salir de esta crisis.

Iglesias declaró que el paquete de medidas sociales aprobadas este martes "no es un punto y final", por lo que ha avanzado que desde el Gobierno se seguirá trabajando para dar más pasos de cara a lo que denomina un "escudo social". Entre las medidas que ya se están negociando se incluye ampliar a los alquileres la moratoria de pago establecida para las hipotecas. Asimismo, desde Unidas Podemos se ha reclamado la creación de una renta mínima vital para las personas más castigadas por los efectos económicos de esta crisis sanitaria. "No solo estamos en una emergencia sanitaria, sino también económica y social, lo que significa que no se puede dejar a nadie desatendido en lo sanitario pero tampoco en lo económico y social", reiteró.

Pablo Iglesias insiste en que todavía hacen falta más medidas económicas y más gasto social. "El primer paquete, es el primer paquete [...] hay que seguir trabajando para más medidas en los próximos días". Sin embargo, el ala socialista del Gobierno recuerda que la última palabra en ese ámbito la tendrán Calviño y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que son quienes controlaron el decreto-ley de medidas económicas del martes.

La división de opiniones dentro del propio Gobienro quedó patente durante la comparecencia de Pablo Iglesias con otro detalle más: después de que Sánchez valorase la "transparencia y ejemplaridad" de la decisión de Felipe VI de romper con su padre, el vicepresidente apoyó las escasas caceroladas que se produjeron durante el discurso del Rey. "En este país hay libertad de expresión, cuando la gente quiere manifestar cívicamente su indignación, por unos hechos que han molestado a muchos, este Gobierno siempre va a defender la libertad de expresión", respondió.

Por el momento, y más haya de la descordinación de pensamiento dentro del propio Gobierno, la vicepresidencia segunda que ostenta Pablo Iglesias coordinará el funcionamiento de los servicios sociales de todo el Estado, en cooperación con comunidades autónomas y ayuntamientos, para hacer frente a la crisis provocada por el coronavirus. El ministro de Sanidad ha dado instrucción de adoptar medidas específicas en el ámbito de los servicios sociales y ha solicitado al vicepresidente Pablo Iglesias que proponga las actuaciones inmediatas para todo el territorio nacional y determine las medidas necesarias para la correcta coordinación de dichos servicios sociales.

En el aire sigue el saber por qué Iglesias no cumplió ni cumple con la cuarentena impuesta al resto de españoles, dado que la rueda de prensa que protagonizó no fue ni relevante ni necesaria. A no ser, claro, que esté procurando sacar rédito electoral a costa de una crisis sanitaria que ya se ha llevado por delante a más de 1.000 personas en España con más de 19.000 infectados. Lo cual sería, simplemente, asqueroso. @mundiario