Buscar

MUNDIARIO

Pablo Casado insiste en formar la coalición España Suma ahora con UPyD

El jefe del Partido Popular sabe que no cuenta con Ciudadanos ni con Vox y por eso apunta a Rosa Díez como su socia.
Pablo Casado insiste en formar la coalición España Suma ahora con UPyD
Pablo Casado, líder del PP. / Twitter
Pablo Casado, líder del PP. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

Pablo Casado no renuncia a su plan de una coalición de derechas bajo el nombre de España Suma y ha apuntado ahora a UPyD. El jefe popular ha apuntado sus cañones a esta agrupación, fundada por Rosa Díez, quien ha pasado de ser una empedernida opositora a Mariano Rajoy al nuevo blanco de un dirigente que ha recibido ya las cachetadas de Vox y Ciudadanos para este proyecto.

Durante un acto de presentación al que no asistió ningún dirigente de relevancia ni de Cs ni de la extrema derecha, UPyD envió a un séquito formado por exmiembros. La gran promotora del acontecimiento fue Cayetana Álvarez de Toledo. Todo esto sucedía mientras naranjas y Vox comparecían ante los medios en el Parlamento.

Álvarez de Toledo fue la responsable de dirigir el acto. La dirigente hizo alusión a la "ola de fragmentación y colectivismo" del mapa político actual del país a fin de disparar "contra el viejo, tópico y clásico cainismo español" y en contra de "la estrategia de segregación identitaria que está destrozando a la sociedad". Esta división, prosiguió, empezó desde la deriva de la izquierda a partir del momento que el PSE hizo ciertas concesiones en Euskadi y el PSC en Cataluña y que continuará mientras Pedro Sánchez siga al frente del Gobierno.

La enérgica portavoz cree que la crisis actual ha nacido de la complacencia del partido socialista y por ello es más necesaria que nunca la coalición España Suma, que no es más que "juntar a los distintos, pero no solo para la refundación del centroderecha sino para algo más amplio, un espacio de la razón, un camino moral y eficaz". Álvarez de Toledo ha lanzado dardos a Cs y Vos pero con diplomacia, pidiéndoles que se dejen de juegos y muestran "grandeza, generosidad y visión de Estado" así como capacidad para defender "la democracia, la Constitución y de España".

La portavoz parlamentaria de los socialistas conoció recientemente a la presidenta de la Asamblea por la Escuela Bilingüe en Cataluña, Ana Losada, y reconoció haberse sorprendido por sus denuncias sobre la "colonización" del catalán en los 2.215 centros públicos educativos distribuidos en la autonomía en cuestión. "Ningún centro público cumple la ley o respeta la Constitución española en Cataluña al no tener el castellano como lengua vehicular", se quejó.

El compareciente más aplaudido ha sido Alejandro Fernández, jefe popular en Cataluña, quien durante el verano cantó "Que viva España" en las narices de Quim Torra, presidente de la Generalitat. Fernández si hizo una alusión deshinibida a España Suma para destacar que no debería ser solamente "una coalición electoral y de derechas sino un instrumento de la batalla liberal contra el populismo y las tribus identitarias".

Fernández ha cargado contra los nacionalismos, regionalismos y criticó los intentos del Gobierno de España, incluso el del PP, de "pastelear o castigar" a los separatistas. El dirigente también envió críticas a Sánchez y a Albert Rivera.

Díez, quien para 2016 era diputada y portavoz de la desaparecida agrupación y se convirtió en una de las grandes opositoras de Rajoy, con quien nunca ocultó su pésima relación, se tildó como "ciudadana sin partido" pero con raíces en la socialdemocracia. De igual forma admitió que extrañaba su escaño. No obstante, ahora tiene otros planes en mente. "Lo que ocurre en España es que nos descuidamos y ya no hay españoles que hablen en nombre de la España de todos y en defensa de lo común", explicó.

La exlegisladora celebró "la virtud de la paciencia, de insistir, de persistir en lo sustancial y no querer ser original" a fin de avanzar "hasta provocar el acontecimiento y lo que tiene que pasar". "Al final vamos a ganar", cerró.

Como sea, su posible apoyo no es tan bien visto por varios sectores del Partido Popular. Alfonso Alonso, que encabeza la agrupación en Euskadi, la tildó de ser "muy versátil" a falta de mejores palabras pues pasó del PSOE a UPyD y ahora está siendo tentada por el PP.

El encargado de cerrar el acto fue Pablo Casado, aunque lo hizo sin mencionar tan siquiera el bloqueo político actual y la hipotética investidura de Sánchez, así como la propuesta que hizo este mismo jueves Alberto Núñez Feijóo de una coalición del PP con los socialistas. Casado propuso un "amplio" espacio de encuentro y ha resaltado la necesidad en estos momentos de defender lo que tienen todos común.

"Se trata de evitar la definitiva desnacionalización de España y que se arrebate la ciudadanía de todos", agregó el líder conservador. "El PP, como instrumento al servicio de los españoles, está dispuesto a sumar a este proyecto a todos los que así lo entiendan. Por eso estamos aquí y por eso espero contar con mucha más gente que se sume a este proyecto de reivindicación nacional". @mundiario