Buscar

MUNDIARIO

Pablo Casado celebra la sentencia del procés y aprovecha para hacer campaña

El líder del Partido Popular considera muy tibias las palabras de Pedro Sánchez y demanda un compromiso de no indultar a los condenados.
Pablo Casado celebra la sentencia del procés y aprovecha para hacer campaña
Pablo Casado, líder del PP. / Twitter
Pablo Casado, líder del PP. / Twitter

Pablo Casado ha aprovechado la sentencia del procés para hacer campaña. El líder del Partido Popular ha dicho que lo resuelto por el Tribunal Supremo demuestra que "quien la hace, la paga" y de paso prometió endurecer el Código Penal para casos como este en el futuro. Su idea es traer de nuevo a la vida el delito de rebelión impropia, esa en la que no importa el uso o no de la violencia, luego de que el alto tribunal haya descartado el delito de rebelión en su sentencia pues éste requiere que exista violencia para juzgarse como tal.

El jefe conservador también propone tipificar el delito de referéndum ilegal y forzar a que los condenados por rebelión o sedición deban cumplir a cabalidad sus respectivas penas. De paso, espera que el Gobierno recupere las competencias penitenciarias que han sido otorgadas a Cataluña a fin de que los condenados no reciban "tratos diferenciados" en la comunidad; también modificar la ley del indulto para que se prohiba cuando haya una sentencia por sedición o rebelión así como un cambio a la ley de partidos políticos para que los partidos que tengan a uno o varios de sus dirigentes condenados no puedan recibir fondos públicos, explica El País. Pero su batería de propuestas no se queda ahí. También se comprometió a modificar la ley audiovisual para evitar que la "propaganda independentista" en radios y televisiones públicas y reforzar los medios de la alta inspección educativa y terminar así de una vez con el "adoctrinamiento en las aulas". A la vez, solicitó una reforma del procedimiento de la euroorden a fin de que " la entrega de los procesados por rebelión o sedición sea automática y se aplique ahora con los prófugos de la justicia en este proceso", como una clara alusión a Carles Puigdemont. El juez Llarena ha reactivado la orden internacional de detención contra Puigdemont justo cuando Casado terminaba de dar sus propuestas.

Casado cree que no bastan las palabras de Pedro Sánchez sobre la sentencia. El presidente en funciones, mediante una declaración institucional en La Moncloa, se comprometió a garantizar el "absoluto cumplimiento" de las condenas emitidas por el Tribunal Supremo. Casado exige al líder socialista a que diga deliberadamente que no indultará a los condenados y que rompa los acuerdos que su partido tiene en 40 administraciones locales y en la Diputación de Barcelona, cuyos líderes se encuentran dentro de los condenados. "El actual presidente en funciones aún lo es gracias a los votos de partidos que siguen presentando como candidatos a los hoy condenados por el Supremo", compareció desde el Congreso.

El Partido Popular, prosiguió, votará a favor de cualquier medida que el Gobierno proponga para preservar el orden público y evitar actitudes violentas en Cataluña como respuesta a la sentencia, le cita El País. De hecho, sus más recientes encuentros con el jefe del Ejecutivo han girado casi en su totalidad en torno al desafío independentista, según el medio ya citado.

La condena más alta ha sido para Oriol Junqueras, quien pasará 13 años en prisión por un delito de sedición en concurso medial con malversación. Los otros ocho reparten las condenas de la siguiente forma: 12 años de cárcel por sedición para Raül Romeva, Jordi Turull y Dolors Bassa; 10 años y medio por malversación para Josep Rull y Joaquim Forn; 11 años y medio por sedición a Carme Forcadell; nueve años para Jordi Sànchez y Jordi Cuixart por el mismo delito que Forcadell. Por último, Santi Vila, Carles Mundò y Meritxell Borràs pasarán un año en prisión más ocho meses de inhabilitación especial y 10 meses de multa de 200 eruos al día. Este trío ha sido absuelto de malversación de fondos. @mundiario