La OTAN planea desplegar una fuerza militar permanente en el este de Europa

OTAN. / Twitter.
OTAN. / Twitter.
 "El conflicto Rusia - Ucrania ya ha producido consecuencias a largo plazo para nuestra seguridad", ha advertido el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg.
La OTAN planea desplegar una fuerza militar permanente en el este de Europa

La OTAN necesita adaptarse a la “nueva realidad” que ha dejado la guerra en Ucrania. Así lo ha dejado claro el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, en una entrevista en el diario británico The Telegraph, en la que ha desvelado el plan que estudia el club militar para hacer frente a eventuales agresiones en el futuro: desplegar una fuerza militar permanente en el este de Europa.

“Con independencia de cuándo y cómo termine la guerra en Ucrania, el conflicto ya ha producido consecuencias a largo plazo para nuestra seguridad. La OTAN necesita adaptarse a la nueva realidad.  Y eso es exactamente lo que estamos haciendo”, ha señalado. Stoltenberg ha explicado que, según el plan, la Alianza avanzará en el flanco este desde “una disuasión basada en la alerta temprana hacia algo más parecido a una disuasión por negación”, en referencia a una fuerza capaz de repeler de manera inmediata un ataque.

transformación de la OTAN

El secretario general de la OTAN ha dado a entender que la ofensiva lanzada por Vladimir Putin sobre Ucrania ha obligado al club militar a adoptar “una transformación muy fundamental”, que llevará a tomar decisiones sobre un despliegue permanente en la cumbre que se celebrará en Madrid en junio.

“La OTAN es la alianza más exitosa de la historia por dos razones. Una es que hemos sido capaces de unir Europa y América del Norte. La otra es que hemos sido capaces de cambiar cuando el mundo está cambiando. Ahora el mundo está cambiando y la OTAN está cambiando”, ha insistido.

Adhesión de Finlandia y Suecia

En el marco de la “transformación” de la OTAN, Stoltenberg ya había asegurado que considera que Finlandia y Suecia “pueden sumarse fácilmente (a la Alianza) si deciden pedirlo”, y que está convencido de que los Estados miembros encontrarán “una forma de abordar este asunto”.

El funcionario agregó que ambos países reúnen los requisitos necesarios para ingresar a la OTAN, “respecto a la interoperabilidad y el control democrático sobre las Fuerzas Armadas”.

Entre tanto, Finlandia parece avanzar con paso lento pero firme hacia su ingreso en la OTAN. El ministro de Exteriores finlandés, Peeka Haavisto, se reunió con su homóloga sueca para discutir la opción y ha asegurado que la deliberación sería “relativamente rápida”. De hecho, un socio de la coalición en el Gobierno finlandés que tradicionalmente ha estado en contra de la adhesión a la Alianza señaló este sábado su apertura a la adhesión, despejando así el camino para que Helsinki ingrese en el club militar.

“Si el Gobierno cree que el paso y el momento son los correctos, entonces yo, como presidenta del Partido de Centro, con su apoyo, estoy preparada para establecer el rumbo para el ingreso de Finlandia en la alianza de defensa de la OTAN”, ha dicho la presidenta del partido y ministra de Finanzas del país, Annika Saarikko.

Finlandia se ha resistido durante mucho tiempo a la opción de pertenecer a la OTAN, pero la reciente invasión rusa de Ucrania ha cambiado las opiniones en un país que comparte una extensa frontera con Rusia. Según una encuesta recogida por la agencia DPA, la mayoría de los finlandeses apoyan ahora la adhesión. “La opinión pública ha cambiado muy rápidamente desde el ataque de Rusia contra Ucrania. En tres o cuatro semanas, hay una clara mayoría de la población finlandesa, por primera vez, apoyando la incorporación a la OTAN”, ha subrayado el canciller Haavisto.

Los analistas coinciden en que el movimiento, sin embargo, supondría un enorme riesgo para Finlandia, que ha sido previsto y condenado por Rusia desde el inicio de la invasión a Ucrania, cuando Kiev pidió entrar a la OTAN y los Estados miembros se mostraron reticentes a conceder la adhesión, al mismo tiempo que este país -y después Georgia y Moldavia-, firmaron sus solicitudes para anexarse a la Unión Europea (UE), en un intento por encontrar protección colectiva y una vía de escape a la esfera de influencia rusa. @mundiario

La OTAN planea desplegar una fuerza militar permanente en el este de Europa
Comentarios