Buscar

MUNDIARIO

La OTAN celebra su 70 aniversario en "muerte cerebral", según expresó Macron

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó este martes de "desagradable" e "irrespetuosa" la reciente afirmación de su homólogo francés, Emmanuel Macron, de que la OTAN se encuentra en un estado de "muerte cerebral".
La OTAN celebra su 70 aniversario en "muerte cerebral", según expresó Macron
Jens Stoltenberg, Secretario General de la OTAN, y Donald Trump, Presidente de EE UU. / TW @NATOpress
Jens Stoltenberg, Secretario General de la OTAN, y Donald Trump, Presidente de EE UU. / TW @NATOpress

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de la Redacción de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario

La Cumbre del Clima que se desarrolla en España está eclipsando otra de las grandes cumbres que también se lleva a cabo esta semana. Se trata del 70 aniversario de la Organización para el Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y que se está produciendo de manera extraordinariamente discreta. El encuentro se desarrollará en las afueras de Londres en lo que algunos han calificado de "reunión menor". De hecho, de este encuentro no saldrán conclusiones formales. No es una Cumbre oficial, sino una reunión de sus líderes.

El discurso que se está extendiendo es que la OTAN tiene problemas políticos. "Nadie quiere abandonar la OTAN, y sin embargo, mantenerla unida y en buena forma parece más difícil que nunca. Desde el punto de vista operativo y militar, la OTAN se mantiene en buen estado, pero políticamente su salud es más delicada. Y la OTAN es fundamentalmente una organización política que cuenta con capacidades militares. Pese a las controversias que genera, en mi opinión la complementariedad con la Europa de la defensa será más fácil de articular. Sencillamente no hay alternativa realista para Europa, así que habrá que avanzar en la vía de la complementariedad y el refuerzo mutuo", añade Nicolás De Pedro, miembro del Institute for Statecraft en Londres, en declaraciones recogidas por El Mundo.

Por su parte, el analista de defensa británico Michael Clarke, en declaraciones a la BBC afirma que "La OTAN es en efecto la más grande alianza que el mundo jamás ha visto hoy en día, con unos 30 miembros, pero tiene menos de la mitad de la fuerza que tenía cuando tenía la mitad de ese tamaño", afirma el profesor Clarke. "La OTAN está en aprietos aunque todavía tenga muchas capacidades", sostiene el profesor.

El debate de fondo que se quiere poner sobre la mesa, o que ya se ha puesto es: qué es y qué debe ser la OTAN en el siglo XXI. Y lo que se intentará resaltar es su capacidad de solidaridad y resolución. La OTAN ha anunciado las proyecciones de nuevos gastos que demuestran que los presupuestos de defensa de sus aliados europeos crecerán más en los próximos años. También ha acordado una nueva fórmula para repartir el costo del presupuesto central entre los países miembros; un presupuesto que cubra el costo de su sede central en Bruselas y otros programas financiados en común.

En este caso, EE UU pagará menos y Alemania, que está rezagada en proporción a los recursos que destina a la defensa, pagará más. Esto busca apaciguar al presidente Donald Trump y evitar nuevos roces en el seno de la OTAN. La repartición de la carga presupuestal ha sido un debate persistente en la organización desde que el presidente norteamericano expuso sus quejas, por otro lado, fundadas.

Los gobiernos de la OTAN se han comprometido a invertir por lo menos 2% de su PIB en defensa, aunque muchos de ellos todavía están lejos de ese punto de referencia.

Problemas políticos

El que se podría considerar el verdadero problema de la OTAN, más allás de la inversión económica de cada país, tiene que ver con decisiones geopolíticas. El presidente francés Macron ha criticado repetidamente tanto el retiro repentino del apoyo de Washington a los kurdos como la relacionada ofensiva de Turquía en Siria, dos decisiones estratégicas que se tomaron sin consultar a los otros aliados de la OTAN. Turquía considera que Francia es demasiado amiga de los kurdos. Quiere que toda la OTAN apoye su postura en Siria.

Por otro lado, los países que otrora fueron ocupados por el Ejército Rojo e incorporados a la Unión Soviética, como las tres repúblicas bálticas o antiguos aliados del Pacto de Varsovia como Polonia, están ahora firmemente dentro de la órbita de la OTAN, algo que no le cae nada bien al presidente de Rusia, Vladimir Putin, tal y como explican desde BBC MundoRusia está oponiendo resistencia por doquier, fortaleciendo su arsenal nuclear y buscando renovar su influencia exterior. En Europa, se critica a Rusia por realizar ataques cibernéticos; operativos informáticos para influir en elecciones; hasta asesinatos políticos tras los ataques con armas químicas. "Rusia será una verdadera molestia para la OTAN durante los próximos 10 o 20 años, pero no debería convertirse en un importante reto estratégico a no ser que se lo permitamos", afirma Michael Clarke. @mundiario