Buscar

MUNDIARIO

La oposición venezolana acusa a Maduro por la desaparición de cuatro presos políticos

El Parlamento controlado por la oposición exige al régimen chavista que comuniqué sobre la situación de los militares Luis de la Sotta, Igbert Marín Chaparro, Ruperto Molina y el civil Carlos Marrón.  

La oposición venezolana acusa a Maduro por la desaparición de cuatro presos políticos
Nicolás Maduro, presidente de la la República Bolivariana de Venezuela
Nicolás Maduro, presidente de la la República Bolivariana de Venezuela

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

La crisis humanitaria en Venezuela se agudiza más con la desaparición de presos políticos. La diputada opositora Delsa Solórzano acusó al régimen de Nicolás Maduro de no brindar ningún tipo de información sobre la situación carcelaria de los militares Luis de la Sotta, Igbert Marín Chaparro y Ruperto Molina, así como el civil Carlos Marrón. "Queremos insistir en la presunción de desaparición forzada porque hace muchas semanas que no se permite que estos sean visitados", señaló Solórzano en el Parlamento, donde la oposición tiene mayoría absoluta.

La diputada también dijo que se debe esclarecer estos casos "es de urgencia para Venezuela". En esa línea, Solórzano estimó que los detenidos permanecen en las instalaciones de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), donde hace semanas murió el militar Rafael Acosta Arévalo, un caso que la Fiscalía maneja como "asesinato".

"Lo último que se supo de estos ciudadanos es que estaban siendo sometidos a torturas en un cuarto de castigo, y estas torturas bien sabemos que cuando las aplica el Dgcim pueden producir terribles resultados, como lo que ocurrió con el capitán Acosta Arevalo", prosiguió Solórzano.

Asimismo, Solórzano señaló que el Parlamento tiene "conocimiento de que todos los presos políticos en Dgcim siguen siendo torturados" de forma física y psicológica, e insistió en que las condiciones de detención son deplorables.

Marín Chaparro fue detenido en marzo de 2018 bajo acusaciones de liderar un complot contra el Gobierno de Maduro; Ruperto Molina fue apresado en mayo de 2018 por presunta rebelión y traición a la patria; mientras que De la Sotta fue aprehendido por supuesta conspiración en 2017 y Carlos Marrón fue detenido en abril de 2018, acusado de legitimar capitales.

Con la denuncia de la oposición sobre la desaparición de estos presos políticos, la crisis venezolana se agudiza más. ¿El régimen de Nicolás Maduro responderá estos ataques? @mundiario