La oposición busca derrotar al peronismo en Argentina

Presidente Alberto Fernández.
Presidente Alberto Fernández.
Este domingo se realizarán las elecciones primarias en el país sudamericano. El gobierno de Alberto Fernández apunta a no perder el control del Congreso. 
La oposición busca derrotar al peronismo en Argentina

El peronismo no quiere perder su dominio político ante la oposición en Argentina. Este domingo se van a realizar las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO). Este proceso será clave para el gobierno de Alberto Fernández, quien apunta a no perder el control del Congreso en un contexto en el que la causa judicial por el cumpleaños de su esposa, en plena pandemia de la Covid-19, lo golpea más.

Según los últimos sondeos, los candidatos peronistas obtendrán una ajustada victoria a nivel nacional, pero perderán por la mínima en la provincia de Buenos Aires, el principal bastión electoral. El resultado que salga será el anticipo de las elecciones legislativas del 14 de noviembre. El domingo, los partidos elegirán a los candidatos que aspirarán a un asiento en el Congreso.

Como resulta una costumbre, la Cámara de Diputados será renovada la mitad (127 escaños) y un tercio del Senado (24 escaños). El peronismo se presenta unido en el Frente de Todos, con boletas únicas en la mayor parte de los 24 distritos. El opositor Juntos por el Cambio, del expresidente Mauricio Macri, presenta hasta seis ofertas en una misma provincia. 

Por el momento, el Gobierno de Fernández tiene el 31% de los votos nacionales, contra el 29% de la oposición. Sin embargo, el resultado no logra el éxito adecuado cuando vea empañado por una derrota en la provincia de Buenos Aires, donde la candidata peronista, Victoria Tolosa Paz, caería ante los tres candidatos de Juntos por el Cambio por un punto.


Quizá también te interese:

Alberto Fernández o cómo enfurecer a un continente entero con una sola frase

En Argentina el número de muertos por Covid-19 aumentó un 41%


 El resultado es vinculante para los partidos, que según el resultado de cada corriente interna dibujarán la boleta que estará en los cuartos oscuros en noviembre. Las PASO sirven además para depurar la cantidad de candidatos: aquellos que no superen el 1,5% de los votos quedan fuera de la carrera antes de la largada.

El peronismo trata de no perder espacios de poder ante la alianza de los partidos de centro y centro derecha que fue gobierno con Mauricio Macri entre 2015 y 2019. En ese bloque hay, además, liberales tradicionales, peronistas de la vieja escuela y dirigentes de la Unión Cívica Radical.

Sin embargo, no solo el peronismo y la derecha tradicional competirán en las PASO. También lo harán la extrema izquierda, que sumará alrededor del 4% de los votos, y la novedad de una extrema derecha urbana que ha calado entre los más jóvenes con llamados a terminar “con la casta política”.

EL ESCENARIO 2019

La última vez que se desarrolló una PASO fue hace dos años. Alberto Fernández obtuvo el 47,6% de los votos frente al 32% de Mauricio Macri, que aspiraba a la relección. Finalmente, el kirchnerismo regresó al poder tras cuatro años. @mundiario

La oposición busca derrotar al peronismo en Argentina
Comentarios