Dos de cada tres españoles estarían a favor de introducir cambios en la Constitución

Constitución de España. / RR SS
Constitución de España. / RR SS
A pesar del alto aprecio que la Constitución Española aún mantiene en su 45º aniversario, más de dos tercios de los encuestados abogan por introducir cambios en la Ley Fundamental, según revela el último barómetro de 40dB. para El País y la Cadena SER.
Dos de cada tres españoles estarían a favor de introducir cambios en la Constitución

En este aniversario, la Constitución Española, a pesar de mantener un alto nivel de aprecio, no escapa a la demanda de reformas por parte de la población. Más del 75% de los encuestados se declaran satisfechos con su contribución a la organización de la vida pública, aunque aproximadamente la misma proporción aboga por cambios.

En términos regionales, las valoraciones positivas prevalecen en comunidades como Madrid, Galicia, Castilla y León, Andalucía y la Comunidad Valenciana, pero disminuyen en regiones con fuerte sentimiento nacionalista, como el País Vasco (55%) y Cataluña (48%). A pesar de la retórica de los partidos de derecha sobre el "constitucionalismo," la encuesta muestra que el aprecio por la Constitución es transversal en términos de simpatías partidistas.

La propuesta de eliminar la preferencia masculina en la sucesión real recibe un respaldo cercano al 60%, mientras que la transformación del Senado en una Cámara de representación territorial cuenta con la aprobación de la mitad de los encuestados. Aunque estas propuestas son mayoritarias entre los votantes de izquierda, incluso los simpatizantes de Vox muestran un leve apoyo a la territorialidad del Senado.

En cuanto a otras reformas propuestas, como profundizar en el carácter federal del Estado o abrir la posibilidad de consultas sobre la pertenencia a España de las comunidades autónomas, las opiniones varían según la afiliación política y la región. La abolición de las autonomías es la única propuesta que encuentra un rechazo rotundo por parte de dos tercios de los encuestados.

A pesar de la satisfacción general, la encuesta destaca críticas, siendo el carácter "rígido y difícil de reformar" de la Constitución el aspecto más desaprobado por el 58.5% de los encuestados. Las percepciones sobre el cumplimiento de los objetivos originales de la Constitución varían, siendo más positivas entre los votantes del PP y del PSOE.

Las opiniones sobre la organización territorial revelan descontento, con un empate entre quienes consideran insuficiente o excesivo el grado de descentralización. 

Aunque la cooficialidad de las lenguas autonómicas y la condición aconfesional del Estado cuentan con un amplio respaldo, los votantes de Vox expresan su oposición a estas disposiciones.

La encuesta refleja una mezcla de aprecio, demanda de cambios y críticas a diferentes aspectos de la Constitución Española en su 45º aniversario. @mundiario

Comentarios