El izquierdista Hamon, candidato al Elíseo tras ganar las primarias, no convence a todo el PS

Manuel Valls.
Manuel Valls.

El exprimer ministro Manuel Valls ha sufrido un duro revés en las urnas que pone en entredicho su futuro político. El conglomerado de diputados vallsistas está integrado por entre 80 y 90 legisladores, de un total de 288 que tiene el PS

El izquierdista Hamon, candidato al Elíseo tras ganar las primarias, no convence a todo el PS

El Partido Socialista francés, actual partido de Gobierno, ha terminado su proceso de elecciones primarias más dividido de lo que las empezó. Los diputados más afines al presidente François Hollande y al ahijado político de éste, Manuel Valls, han generado una insurgencia interna en el PS contra Benoît Hamon, ganador de los comicios internos y quien representará al partido en las elecciones de la primavera. El frente rebelde asegura que el proyecto de Hamon es digno de etiquetarse como uno de "izquierda radical".

El conglomerado de diputados vallsistas está integrado por entre 80 y 90 legisladores, de un total de 288 que tiene el PS en el legislativo. Se denominan a sí mismos reformadores. Los defensores de Hamon, que son aproximadamente entre 50 y 70 diputados, minimizan la cantidad de tropas rivales a unos 40 o 50. Durante la actual legislatura, los reformistas han dado luz verde a prácticamente cualquier reforma gubernamental, en tanto que sus oponentes optaban por abstenerse o votaban deliberadamente en contra de leyes polémicas como la reforma laboral, motivados precisamente por Hamon.

Los más leales a Hollande ven este nuevo tiempo como el de su revancha tras haber visto a su candidato perder en las urnas el domingo pasado. La declaratoria de guerra fue publicada por el diario Le Monde a nombre de Christophe Caresche, el segundo de Valls en su campaña, y Gilles Savary, representante de los reformadores.

El escrito enviado por aquellos diputados rezaba que la candidatura de Hamon no juntaba los requisitos necesarios para recibir el apoyo del ala reformadora. "No podemos sentirnos comprometidos por un proyecto de sociedad basado en una lógica de asistencia generalizada (referencia al salario universal prometido por Hamon) y de depreciación del valor del trabajo", explicaron los dos en su escrito.

Esta revuelta contra el radical candidato llega luego de que aquél hiciera públicas sus intenciones de aliarse con Jean-Luc Mélenchon, candidato izquierdista con nexos entre los comunistas, así como con Yannick Jadot, de los verdes. Aquello provocó un ataque de celos entre los reformistas, quienes le achacaron que no intentara cesar el fuego con ellos antes de buscar amor en otras casas.

Hamon va advertido del duro y extenuante trabajo que deberá hacer si quiere ganar la presidencia en la primavera. Se lo advirtió el mismo Bernard Cazeneuve, primer ministro de Francia, quien le dijo que si de verdad quiere ganar las elecciones, deberá hacer que la izquierda vuelva a encontrarse a sí misma y mostrarse orgullosa de su historia y se hace cargo de la labor gubernamental. A raíz de este frente abierto, en los últimos días se han precipitado las reuniones entre diputados socialistas con Emmanuel Macron, jefe del partido En Marche!. Ya en las primeras eran un grupo notable, aunque eran apenas 20 integrantes en el momento. Para el lunes, dijeron en el despacho de Macron, eran "bastantes más". @hmorales_gt

 

 

El izquierdista Hamon, candidato al Elíseo tras ganar las primarias, no convence a todo el PS
Comentarios