Reos de Guantánamo serán trasladados a países fuera de EE UU en un inicio de cierre del penal

Barack Obama.
Barack Obama.

Los presos en Guantánamo considerados extremadamente peligrosos para su liberación serán ubicados en prisiones en territorio estadounidense, según el plan presentado por Barack Obama.

Reos de Guantánamo serán trasladados a países fuera de EE UU en un inicio de cierre del penal

El presidente de EE UU, Barack Obama, ha protagonizado una rueda de prensa para dejar claro ante el mundo sus intenciones de cerrar Guantánamo. Una intención y compromiso que ya tomó al inicio de su mandato pero que siempre ha chocado frontalmente con la negativa del Congreso, de mayoría republicana, y ciertos desencuentros con su propio partido demócrata.

Esta intervención del presidente tiene que ver con el plazo que tenía la Casa Blanca, hasta el martes 23 de febrero, para dar a conocer el plan para el cierre definitivo de la prisión situada en la bahía cubana de Guantánamo.

A día de hoy el penal alberga 91 reclusos aunque en su momento de mayor ocupación tuvo 779 prisioneros. A los prisioneros de Guantánamo les vigilan y atienden hoy en la base militar más de 2.000 personas, entre militares y personal civil dedicados a ellos y al sistema de tribunales creado para juzgarlos. Según estas cifras, cada preso cuesta a las arcas estadounidenses una media de 4,4 millones de dólares al año, lo que convierte a Guantánamo en la cárcel más cara del planeta.

"Durante muchos años ha estado claro que la cárcel no está cumpliendo las metas. No es solo mi opinión", dijo Obama desde la Casa Blanca. Además, el presidente consideró que mantenerla abierta "es contraproducente contra la lucha del terrorismo" y justificó su medida en que además está "quitando recursos militares". Según el presidente, unos 450 millones.

El plan de Obama se centra en trasladar a entre 30 y 60 prisioneros considerados extremadamente peligrosos para liberar, a una prisión en territorio nacional. Para ello sugirió varios potenciales sitios: Carolina del Sur, Kansas y Colorado. El resto de detenidos serían transferido a otros países.

El problema con los presos extremadamente peligrosos es que muchos de ellos confesaron bajo tortura, por lo que si fuesen trasladados a territorio estadounidenses, un juez podría ponerlos en libertad por los problemas legales que acarrean las confesiones bajo tortura.

Un estudio dirigido por el Pentágono estima que los contribuyentes norteamericanos se ahorrarían entre US$65 y US$85 millones menos cada año teniendo a los presos en territorio nacional en vez de en Guantánamo.

"El plan que estamos enviando (al Congreso) hoy no es solo lo correcto para nuestra seguridad, sino que nos ahorrará dinero", justificó el presidente Obama. Asimismo destacó que mantener este penal abierto "es contrario a nuestros valores" y no "ayuda a avanzar en nuestra seguridad nacional; la socava".

En la rueda de prensa de este martes 23 de febrero, Obama anunció el traslado 35 reos que ya han sido aprobados para ser enviados a otros países. Pero indicó que igualmente se están estudiando los centros  en territorio estadounidense que podrían acoger a los presos restantes de Guantánamo.

Reos de Guantánamo serán trasladados a países fuera de EE UU en un inicio de cierre del penal
Comentarios